Virus del COVID-19

 

En México no existe ninguna campaña de vacunación para menores de 18 años, pero algunos padres han promovido amparos para vacunar a sus hijos

Hasta ahora en México no existe ninguna campaña de vacunación para el sector etario que se encuentra entre los 13 y 17 años de edad, sin embargo, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), autorizó a finales de junio la aplicación de la vacuna Pfizer-BioNTech contra el Covid para mayores de 12 años.

Dicha autorización de uso de emergencia y su respectiva ampliación certificaron que el biológico cumple los requisitos de calidad, seguridad y eficacia necesarios para su aplicación en dicho rango de edad, de acuerdo con el comunicado.

Por tanto, la vacuna Pfizer-BioNTech fue la primera en ser autorizada por la autoridad sanitaria del gobierno federal para su aplicación en adolescentes mexicanos de toda la República.

A partir de dicha autorización y con el anunciado regreso a clases, distintos padres han promovido juicios de amparo para lograr que sus hijos sean vacunados.

Así hemos visto en los medios casos en los que adolescentes han recibido vacunas anti Covid-19 gracias a una suspensión concedida por un juez de distrito.

En Baja California el Juzgado Primero de Distrito con sede en Baja California concedió una suspensión para que una niña de trece años reciba la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el Covid.

En Oaxaca el Juzgado Octavo de Distrito en materia Administrativa, también concedió la suspensión a un menor, para los mismos efectos.

En Querétaro, el Juzgado Cuarto de Distrito de Amparo y Juicios Federales concedió una suspensión de plano a una menor de 16 años, que padece el síndrome de Cri du Chat, que limita su desarrollo sicomotor e intelectual, y pese a la resistencia de la Secretaría de Salud, la menor finalmente fue vacunada el pasado 13 de julio.

En estos casos los juzgadores han determinado que en atención al derecho a la salud, las autoridades deben de llevar a cabo la valoración de los menores para determinar si son candidatos a la vacuna, así como el tipo de antiviral que se le debe de suministrar.

"Se concede la suspensión provisional para el efecto de que las autoridades responsables apliquen a la brevedad posible al menor quejoso la vacuna contra el virus SARS-coV2 para la prevención de la COVID-19 en México, quedando bajo su más estricta responsabilidad lo concerniente a su valoración, en el sentido de determinar si físicamente y de acuerdo a su estado de salud, es candidato a la aplicación de la misma y en las modalidades (tipo o marca de la vacuna) así como las dosis que correspondan; y de no ser así, deberán manifestarlo ante este juzgado", se estableció en una de las suspensiones otorgadas.

Pero también otros juzgados han negado la suspensión para que los menores sean vacunados, alegando una afectación al interés social.

Por ejemplo, el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México, negó la una suspensión a los padres de un menor que pretendían que su hijo recibiera la vacuna anti Covid-19, señalando que de conceder la suspensión se afectaría el interés social al transgredir el Plan Nacional de Vacunación, destacando que quienes tienen prioridad son los grupos que podrían ser más vulnerables a la enfermedad.

“Si bien es cierto que, en dicho plan, como parte de las medidas de control para enfrentar la covid-19, se encuentra la aplicación de una vacuna efectiva contra esta enfermedad, lo cierto es que el mismo solamente establece como objetivo a corto y mediano plazo, inmunizar como mínimo al 70% de la población contra el virus SARS-CoV-2, del cual corresponda al 100% del personal de salud que trabaja en la atención de la covid19, y el 95% de la población a partir de los dieciséis años cumplidos”, explicó.

Por el momento el programa de vacunación nacional aún no contempla que se incluya a menores de 18 años en la campaña de inmunizaciones y tampoco existen noticias sobre si se pretende incluir en la estrategia a los menores para hacer más seguro el regreso a clases, lo que ha motivado que los papás busquen forzar a las autoridades a vacunar a sus hijos.

Algunos expertos cuestionan si es necesario vacunar a una población con un riesgo de muerte y hospitalización sustancialmente más bajo que otros grupos de edad, mientras que otros lo consideran necesario para los planes de vuelta a actividades presenciales y la reapertura económica.

Mientras no exista la definición, algunos padres seguirán intentando la vacunación de sus hijos y, dependiendo del criterio del juzgador, podrán obtener una suspensión que permita esa vacunación.

Más información infobae.com, elfinanciero.com.mx, lasillarota.com.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net