Teniendo de marco la premiación del concurso "Deja fluir tus ideas, no el agua", el director del Instituto de la Juventud del Distrito Federal, Javier Hidalgo Ponce, propuso otorgar el derecho al voto a partir de los 16 años de edad, con la finalidad de que los jóvenes participen en la toma de decisiones en el país.

Expuso que la propuesta busca asumir que “..no se trata de niños, sino de sujetos sociales con derechos y obligaciones, por lo que se necesita impulsar la capacidad transformadora de los jóvenes más jóvenes, otorgarles el lugar que merecen y que se han ganado para proponer, sugerir y participar en los asuntos de su comunidad y de su país…”

Sin embargo, la propuesta resulta contradictoria, ya que aunque busca reconocer en los jóvenes la capacidad para participar políticamente en el país, no coincide en que tengan la capacidad para exigirles obligaciones y responsabilidad a este grupo social en materia penal, laboral y civil, considerando mantener su protección hasta los 18 años.

La propuesta parecería más clientelar que de fondo, al ignorar el hecho de que los jóvenes mayores de 16 años adquieren responsabilidades de carácter penal al involucrarse con el crimen organizado.

Mientras consideremos relevante únicamente la protección de los derechos, pero no exijamos la necesidad de cumplir con nuestras obligaciones legales y asumir las consecuencias que implica violar la ley, no podremos hablar de un verdadero estado de derecho.

Fuente: El Sol de México

www.miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net