Imprimir
Logo de Google

 

El juez Décimo de lo Civil del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México declaró a Google responsable de daño moral

Un juez de la Ciudad de México concluyó que Google es responsable de daño moral al abogado Ulrich Richter Morales por permitir que un blog en el que se difundieron noticias falsas sobre el litigante continuará siendo visible.

En 2014 Alejandro Gutiérrez Torres creó en Blogger, un blog con contenido difamatorio en el que vincula a Richter Morales con el lavado de dinero, alterando incluso la portada de uno de los libros publicados por el litigante para hacerlo parecer  como un manual sobre el tema. Cuando se hacía la búsqueda en Google sobre Ulrich Richter, en los primeros resultados aparecía el blog difamatorio.

Blogger, es una subsidiaria de Google, Inc, es un servicio de publicación de sitios web informativos (blog), publicados en la World Wide Web que constan de entradas de texto, a menudo informales, al estilo de un diario.

En 2015 Richter escribió al entonces Director de Google en México, Lino Carraruzzi, solicitándole la eliminación del blog, porque contenía “…una serie de comentarios y expresiones insultantes e insinuaciones insidiosas en mi contra, correspondientes a los meses de mayo y junio de 2014, que atentan en contra de mis derechos al honor, reputación e integridad profesional, haciéndose un uso indebido de mi imagen”.

Richter Morales no obtuvo respuesta y entonces, demandó por daño moral a Cattaruzzi, Google Inc. y Google México por omisión “dolosa y culposa” en la que incurrieron por haber “permitido y tolerado” el contenido del blog.

En el juicio, Google Inc. argumentó en su defensa, como lo venía haciendo en otras demandas en México, que la compañía no podía ser juzgada en México porque no tenía sucursales en este país, y que en caso de reclamó en contra del motor de búsqueda y/o la plataforma debía hacerse en Santa Clara, California, Estados Unidos, donde se encuentran sus oficinas corporativas.

Pero Google Inc, está representada en México a través de Google México S. de R.L. de C.V. y de Google Operaciones de México S.de R.L. de C.V., y en su objeto social venía incluida la “prestación de todo tipo de servicios a través de medios electrónicos, incluyendo sin limitar, servicios de motor de búsqueda”. Cabe destacar que en 2016 Google Google México modificó su objeto social para retirar la mención del servicio de motor de búsqueda.

El Juzgado Décimo Primero de Distrito en Materia Civil en la Ciudad de México rechazó el argumento y estableció que con base en la fracción IV del artículo 156 del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito Federal que da competencia al juez en turno del domicilio que escoja el actor y el principio pro persona, que significa dar prioridad a la protección de las personas, tenía jurisdicción en el caso.

Google Inc. se inconformó y promovió primero un amparo indirecto y luego un recurso de revisión, y Richter solicitó que el recurso fuera atraído por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Cuando el caso iba a ser analizado por el alto tribunal, en octubre de 2017, Google se desistió del recurso por temer que se estableciera un precedente en su contra, por lo que la decisión del juzgado quedó firme.

Ahora el Juzgado Décimo Civil ha tomado una decisión definitiva sobre el caso, concluyendo que el gigante tecnológico incurrió en responsabilidad pues aunque no creó el blog en el que se difundieron afirmaciones falsas sobre Ulrich Richter, fue omiso en retirarlo de su plataforma pese a que el afectado realizó la solicitud desde 2015 por escrito y conforme a los lineamientos de la propia empresa.

“Tolerar y permitir la continuidad de la publicidad y divulgación ilícita a nivel mundial de los contenidos del blog ilícito en forma injustificada, resulta ilícita y no había justificación para mantenerla en la red”, señala el resolutivo.

En el litigio, la juez también analizó si el contenido del blog estaba protegido por el derecho a la libertad de expresión.

“Los contenidos del blog ilícito rebasaran los parámetros constitucionales de estos derechos humanos, porque no son trabajos periodísticos propiamente, como tampoco información de interés público, pues fueron en contra de la moral y derecho de los actores”, resolvió.

En consecuencia, Gutiérrez Torres y Google Inc., fueron declarados responsables de daño moral por la creación del blog y por la creación y permisión de que continuara difundiéndose, respectivamente.

En una declaración a medios, la empresa señaló: “Lamentamos el fallo del Juzgado Décimo de lo Civil de la Ciudad de México, el cual impone responsabilidad a Google, como intermediario, por contenido de un tercero que usa la plataforma de Blogger. Google no genera ni edita el contenido de Blogger. La sentencia determina además daños desproporcionados e infundados.

“Esto es una clara amenaza a la libertad de expresión por ser una forma de censura indirecta, expresamente prohibida por la legislación mexicana y por el Pacto de San José de Costa Rica, ratificado por México. Siendo que Google promueve la libertad de expresión en Internet, impugnaremos y nos defenderemos firmemente de todas las afirmaciones infundadas e injustas en los tribunales", dijo el portavoz de Google.

“Adicionalmente, debido a que se trata de un caso de litigio en curso, por ahora, no consideramos emitir ninguna declaración adicional".

Así que el caso no ha terminado y es muy probable que regrese otra vez a la SCJN.

Más información eluniversal.com.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net