Esta semana el tema del fuero constitucional para los legisladores ha vuelto a tomar vigencia, por la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en la que define los límites de la inviolabilidad parlamentaria de los legisladores.

Así, la Corte establece que la “inmunidad parlamentaria” prevista en el artículo 61 de la Constitución Política  de los Estados Unidos Mexicanos, “cobra eficacia, únicamente cuando los senadores o diputados emiten opiniones en el desempeño de su encargo, es decir, cuando efectivamente fungen como representantes populares realizando actividades propias de esa función”.

Este criterio viene a fortalecer la iniciativa presentada por los Senadores Guillermo Tamborrel Suárez y Sebastián Calderón Centeno, y el Diputado Javier Corral Jurado, del Grupo Parlamentario del PAN en la que pretenden precisar que el fuero se refiere a “…las opiniones, votos y expresiones que manifiesten los legisladores en el desempeño de sus cargos…”, ya que coincide con el criterio de la Corte.

Es posible pronto se acabe con los excesos en que han incurrido algunos legisladores al emitir juicios o acusaciones temerarias sin fundamento, amparados en el cargo que ocupan, al colocarlos al mismo nivel que el resto de los ciudadanos.

www.miabogadoenlinea.net