Cuando las autoridades militares detuvieron en Cárdenas, Tabasco, a cinco presuntos responsables del homicidio del oficial de alto rango perteneciente a Inteligencia Militar Carlos Mario Izquierdo de la Cruz, entre ellos se encontraron con una niña de 13 años de edad que reveló que 'Los Zetas' cuentan con un campo de entrenamiento en Tabasco en donde fue adiestrada para el manejo de todo tipo de armas. 

Por su parte, el diputado panista Eduardo de la Torre Jaramillo, integrante la Comisión de Defensa Nacional, reveló que cada vez más jóvenes son utilizados por la delincuencia y se ven involucrados en delitos de alto impacto al señalar que  menores de entre 12 y 16 años son reclutados por el narcotráfico para adiestrarlos como sicarios en estados como Chihuahua, Tamaulipas, Zacatecas, Michoacán, Guerrero, Sinaloa, Tabasco y Coahuila.

Ante esta situación el Gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, esta preparando una iniciativa para modificar la Ley  que Establece el Sistema Integral de Justicia para Adolescentes, ya que deja vacíos que permiten que los jóvenes se sientan protegidos para cometer actos ilícitos, por lo que se propone establecer sanciones acordes al daño causado.

 



Granier Melo aseguró que esta iniciativa de reforma se está trabajando y en breve será enviada al Congreso Local para su aprobación, “y más que controversial va a ser algo realista en base a lo que esta aconteciendo no nada más en Tabasco, sino en México”, concluyó.

Mientras tanto, en el ámbito federal sigue existiendo una omisión grave en la materia, ya que hasta el día de hoy el Congreso no ha concluido el proceso legislativo para aprobar la Ley Federal de Justicia para los Adolescentes y actualmente se encuentra pendiente de dictamen en las Comisiones Unidas de Justicia, de Gobernación y de Estudios Legislativos de la Cámara de Senadores desde el 4 de septiembre de 2007.

La Constitución Federal garantiza que las sanciones que se impongan  a los menores de edad buscarán su reintegración social y familiar, así como el pleno desarrollo de su persona y capacidades. Los adolescentes menores de doce años que hayan realizado una conducta prevista como delito en la ley, solo serán sujetos a rehabilitación y asistencia social, mientras que sólo los mayores de catorce años podrán ser internados, y esta medida se utilizará solo como medida extrema y por la mayor brevedad posible.

Aún no se aprueba la ley en la materia y ya se está planteando la necesidad de reformarla.

Fuente: Tabasco Hoy

www.miabogadoenlinea.net