Debido al clima de inseguridad que reina en Ciudad Juárez, Chihuahua, y ante el clamor popular, el gobernador del estado, Reyes Baeza; anunció el sábado 6 de febrero que los tres poderes del gobierno estatal cambian de residencia de la capital del estado, Chihuahua, a la ciudad fronteriza de Ciudad Juárez.

Los poderes del estado, de acuerdo con su Constitución, son el ejecutivo, a cargo del Gobernador estatal, el legislativo, que es ejercido por el Congreso del Estado, y el poder judicial que es ejercido por el Supremo Tribunal de Justicia y en los jueces de primera instancia, menores y de paz.

 

El artículo 32 de la Constitución establece que los poderes residen en la capital y que no podrán trasladarse a otro lugar, ni aun provisionalmente, salvo que medie el acuerdo de las dos terceras partes de los diputados que integren la legislatura.

Para salvar ese requisito, los diputados estatales deberán de sesionar proximamente para aprobar la medida.

El Congreso estatal está conformado por 33 diputados, 22 de ellos elegidos por mayoría relativa y los 11 restantes por el principio de representación proporcional.

Así que por tiempo indefinido los asuntos estatales serán despachados desde Ciudad Juárez y aunado a otras medidas que se han anunciado por el gobierno estatal, como seguir la pista del dinero producto del narcotráfico, se espera abatir los altos índices de criminalidad.

miabogadoenlinea.net