Logo del IMSS

 

En una votación dividida (3 vs 2), al resolver la revisión de un amparo directo, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que puede considerarse un riesgo laboral cuando una persona muere a manos de la delincuencia rumbo al trabajo y así sus deudos puedan reclamar la indemnización correspondiente al Instituto Mexicano del Seguro Social.

En el caso, en el año 2012 un médico especialista que laboraba en un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Durango, al llegar a su trabajo y estar ingresando por el área de urgencias fue abordado por dos personas y secuestrado. Permaneció desaparecido durante dos días, para después ser encontrado sin vida.

Sus padres exigieron, entre otras cosas, que la desaparición, secuestro y asesinato fueran considerados accidente de trabajo en trayecto. Sin embargo, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) negó la petición. También absolvió al IMSS y al Sindicato de Trabajadores del Seguro Social del pago de varias prestaciones y de una indemnización.

La familia impugnó y en marzo del 2018 un tribunal colegiado ordenó a la JFCA modificar su laudo en cuanto al pago de algunas prestaciones. Sin embargo, ambas instancias señalaron que el artículo 474 de la Ley Federal del Trabajo establecía que la muerte debía ocurrir en ejercicio o con motivo de trabajo.

Nuevamente la familia impugnó, promoviendo un recurso de revisión. El Tribunal Colegiado de Circuito solicitó a la SCJN que ejerciera la facultad de atracción para conocer del asunto. Lo cual fue aceptado, por lo que el caso llegó al alto tribunal.

Cabe destacar que en junio del 2018 se reformó el artículo 474 de la LFT para agregar que “la muerte o la desaparición derivada de un acto delincuencial” también es un accidente de trabajo.

La Corte consideró que conforme al artículo 474 de la Ley Federal del Trabajo no solamente se reconoce como accidente de trabajo la lesión orgánica o perturbación funcional, inmediata o posterior, o la muerte, producida repentinamente en ejercicio, o con motivo del trabajo, sino que comprende también, los accidentes que se producen durante el traslado del trabajador de su domicilio al centro de trabajo y de éste a aquél.

Consecuentemente, la Sala estimó que el fallecimiento del médico que se dirigía al hospital en el que laboraba, queda comprendido en el segundo párrafo del artículo 474, porque la pérdida de la vida, en esas condiciones, se equipara a los accidentes que se producen al trasladarse el trabajador directamente de su domicilio al lugar en el que presta sus labores.

Lo anterior, porque atendiendo a los artículos 2o., 3o., 17 y 18 de la Ley Federal de Trabajo, en la interpretación de las normas de derecho laboral debe privilegiarse la más favorable al trabajador, con el propósito de cumplir con el fin de justicia social que tienen este tipo de normas.

La SCJN destacó que atendiendo a la problemática social por la que atraviesa el país, se expidió la Ley Federal de Declaración Especial de Ausencia para Personas Desaparecidas, lo que motivó que se ampliara el concepto de accidente de trabajo al evento producido a consecuencia de la muerte o la desaparición derivada de un acto delincuencial.

El criterio es una tesis aislada que no crea jurisprudencia, pero que sirve de antecedente para otros casos como éste, previos a la reforma de 2018.

Más información scjn.gob.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net