De acuerdo con una entrevista concedida, la canciller mexicana, Patricia Espinoza declaró que el presidente derrocado de Honduras, Manuel Zelaya no ha presentado una solicitud formal de asilo político en México, por lo que no es todavía oficial el rumor de que el derrocado presidente pretenda establecer su residencia en México, al menos no bajo la forma jurídica de asilo político.

Es de señalarse, sin embargo, que el permiso de internamiento al país bajo la forma de asilado política la otorga la Secretaría de Gobernación y al respecto la Ley General de Población establece en su artículo 42, fracción V que un asilado político es un no inmigrante, porque su estancia en el país es temporal, y que lo hace “Para proteger su libertad o su vida de persecuciones políticas en su país de origen, autorizado por el tiempo que la Secretaría de Gobernación juzgue conveniente, atendiendo a las circunstancias que en cada caso concurran. Si el asilado político viola las leyes nacionales, sin perjuicio de las sanciones que por ello le sean aplicables, perderá su característica migratoria, y la misma Secretaría le podrá otorgar la calidad que juzgue conveniente para continuar su legal estancia en el país. Asimismo, si el asilado político se ausenta del país, perderá todo derecho a regresar en esta calidad migratoria, salvo que haya salido con permiso de la propia Dependencia”.

La semana pasada tomó posesión del cargo como presidente de Honduras Porfirio Lobo, quien ganó las pasadas elecciones. El día de la toma de posesión, el ex presidente Zelaya salió de Honduras escoltado por el presidente de República Dominicana, país al que llegó tras su estancia en la embajada de Brasil en Honduras.

Respecto del reconocimiento del gobierno de Lobo en Honduras, la canciller mexicana dijo que nuestro país todavía no ha tomado una posición al respecto toda vez que deben esperar a ver si el nuevo presidente hondureño cumple con los acuerdos de Tegucigalpa en cuanto a la creación de un gobierno de unidad y al establecimiento de una comisión de la Verdad para analizar los hechos del golpe de estado. Además de que hay que esperar el acuerdo al que se llegue en la Organización de Estados Americanos (OEA) respecto de restituir su lugar de Honduras en dicha organización.

Al no haber reconocimiento aun del nuevo gobierno, la alerta emitida por el gobierno mexicano en donde sugieren a los ciudadanos mexicanos que limiten en lo posible los viajes a Honduras y efectuarlos únicamente en casos indispensables, sigue vigente.

Hay países latinoamericanos que ya reconocieron el gobierno de Lobo, como es el caso de Colombia cuyo presidente, Álvaro Uribe ha sido el primer mandatario en hacer una visita oficial a Honduras tras el golpe de estado de junio del año pasado.

Fuente El Universal

 

www.miabogadoenlinea.net