Logo del Consejo de la Judicatura Federal

 

En una decisión histórica, el Pleno del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) aprobó la integración y tramitación en línea de todos los asuntos a cargo de los órganos jurisdiccionales del CJF, independientemente de su instancia o materia.

Lo anterior incluye la posibilidad de desahogar diligencias, audiencias y sesiones mediante videoconferencia, así como la posibilidad de llevar a cabo convenios de interconexión con las autoridades que son parte de estos asuntos.

Estos asuntos son “todos los que corresponde resolver a los órganos jurisdiccionales a cargo(sic) por el Consejo de la Judicatura Federal conforme a lo previsto en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en las leyes respectivas, en las materias de amparo, penal (sistemas mixto y acusatorio-adversarial), laboral, revisión fiscal, contenciosa-administrativa, mercantil (concursal y en juicios ordinarios y de oralidad), extradición, extinción de dominio, civil y administrativa. Lo anterior incluye todas las solicitudes, medidas, demandas, promociones, incidentes o recursos previstos por las leyes adjetivas aplicables”.

Al respecto, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación dijo en su cuenta de Twitter “Inicia una nueva era en el #PJF A partir del 16 de junio todos los asuntos se tramitarán en línea y mediante videoconferencias. Damos así un paso decisivo hacia una justicia moderna, cercana y accesible. La justicia no se detiene. Juntos saldremos adelante”.

De manera adicional, el Pleno del CJF determinó ampliar la suspensión de actividades físicas del 16 al 30 de junio de 2020 y mantener el esquema de atención y resolución de casos urgentes tramitados físicamente, exhortando a que se continúe el trámite en línea.

Asimismo, se habilita la posibilidad de resolver en este periodo los casos ya radicados y que se hayan tramitado físicamente, en los que únicamente quede pendiente la emisión de sentencia o resolución final.

Además, se habilita la recepción de casos nuevos, así como la reanudación de los radicados con anterioridad al inicio del período de contingencia y, en ambos casos, su tramitación y eventual resolución, siempre que la totalidad o la mayoría de sus actuaciones se puedan realizar a través de medios electrónicos.

Una excepción serán aquéllos casos en los cuales se requiera la celebración de audiencias o el desahogo de diligencias judiciales en las que sea necesaria la presencia física de las partes y que no puedan desahogarse mediante videoconferencias, o cuando resulte necesaria la práctica de notificaciones personales.

Así, se podrán presentar todo tipo de escritos iniciales, solicitud de demandas, incidentes, promociones y recursos desde el Portal de Servicios en Línea.

Mientras se mantenga la suspensión de plazos, en todos los asuntos que se integren a partir del 16 de junio de 2020, podrán promover únicamente mediante el uso de firmas electrónicas. En caso de que no sea posible emplazar a una de las partes o notificar por oficio a las autoridades responsables, o cuando éstas no cuenten con firma electrónica, la tramitación se suspenderá y podrá reanudarse una vez que se regularicen las actividades en el Poder Judicial de la Federación.

“Con estas acciones, el Poder Judicial de la Federación hace frente a la situación de emergencia sanitaria de manera responsable y efectiva, y con ello avanza hacia una justicia moderna en la que el uso de las tecnologías se vuelve un aliado en la impartición de justicia”, señaló el CJF.

Más información cjf.gob.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It