Birrete y mazo

 

La Comisión Especial del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), suspendió de manera provisional por seis meses a un juez federal del estado de Hidalgo por resolver en un amparo y “con notorio descuido” el caso relacionado con la presunta violación reiterada de una menor edad.

En el caso, el empresario joyero de 69 años es acusado de haber abusado sexualmente de su nieta y amenazarla con asesinar a su familia si decía algo, desde 2010 hasta noviembre de 2016, cuando fue denunciado por el padre de la menor y desde entonces estaba prófugo.

Hace cinco meses fue detenido en Estados Unidos y extraditado el viernes 1° de mayo para ser juzgado por la probable violación de su nieta. Fue vinculado a proceso horas después de su llegada a México por el juez de control del Sistema Penal Acusatorio de la Ciudad de México, para ser sujeto a proceso por su probable responsabilidad en el delito de violación equiparada agravada.

En ese momento, el abogado defensor solicitó que se le impusiera una medida cautelar distinta, sin embargo, la petición fue desechada.

Ante ello, la defensa interpuso un amparo ante el juez tercero de distrito, con sede en Hidalgo, Fredy Francisco Aguilar Pérez, quien otorgó la suspensión provisional para que se le concediera la prisión preventiva domiciliaria, bajo el argumento de que se trata de una persona de edad avanzada, con diabetes y un padecimiento pulmonar, por lo que se le considera parte de la población de riesgo, ante la pandemia de Covid-19.

Para la Comisión esto constituye, con base en la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, “notoria ineptitud y descuido en el desempeño de las funciones o labores que [se] deban realizar”, además de que no tenía facultades para sustituir la prisión preventiva, por lo que se acordó la suspensión.

Para el CJF la impartición de justicia en materia penal es de la mayor relevancia para el sano desarrollo de una sociedad y la protección última de los derechos humanos de las personas que la integran. Y de manera particular, en casos en donde se encuentra presuntamente vulnerada la integridad de las y los menores de edad.

“Es ahí donde la aplicación de la ley debe ser estricta y sin cortapisas, siempre a la luz del interés superior de la niñez”.

Agregó que el objetivo del CJF es velar porque los procesos y el desempeño de los juzgadores esté apegado a la ley en beneficio de la gente. Las y los juzgadores federales habrán de estar a la altura de esta tarea, de brindar mayor y mejor justicia para la población mexicana.

El CJF no informó que sucederá en el caso y se desconoce si la detención domiciliaria será revocada y el imputado regresará a la prisión preventiva.

Más información

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net