El pasado 3 de enero fue asesinada en Ciudad Juárez, Chihuaha,  Josefina Reyes, activista de derechos humanos, quien desde 2008 había participado activamente en diversos organismos y marchas y denunciando los abusos a los derechos humanos cometidos por miembros del ejército desplegados en la zona por razones de seguridad.

Su homicidio fue reportado por Amnistía Internacional, quienes declaran que fue cometido por pistoleros anónimos que quisieron secuestrar a la activista. Según declaración extra oficial de un testigo, antes de matarla le hicieron saber que sabían que pertenecía a organizaciones de defensa a los derechos humanos.

Amnistía Internacional hizo un llamado a las autoridades mexicanas para proteger a otros activistas en Ciudad Juárez cuyas vidas han sido amenazadas, particularmente a Cipriana Jurado quien también ha denunciado abusos cometidos por militares.

El pasado 15 de enero la representante de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU se unió a la solicitud de Amnistía Internacional y exhortó a las autoridades de Chihuahua a proteger a estos activistas en contra de cualquier ataque o amenaza contra sus vidas e integridad corporal.

Y en medio de estos exhortos Genaro García Luna anunció que el ejército se desplazará a las afueras de Ciudad Juárez para dar paso a la Policía Federal, en una estrategia más para intentar proteger a una ciudad que se ha convertido en una de las más peligrosas del mundo.

Fuente Amnistía Internacional

www.miabogadoenlinea.net