Logo de Netflix

 

Ayer, el Senado de la República del Congreso de la Unión aprobó un paquete de reformas a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión y del Impuesto al Valor Agregado en materia de plataformas digitales que les obliga a ofrecer 30% de contenidos nacionales a los usuarios y a pagar el IVA correspondiente por sus servicios en nuestro país.

Con estas reformas y adiciones a diversas disposiciones de la ley se busca establecer “como obligación para los prestadores de servicios de televisión de paga vía internet (OTT), ya sean nacionales o extranjeros, el contar dentro de sus catálogos con al menos 30% de contenidos nacionales”.

La medida no es nueva para Netflix, ya que en noviembre de 2018 se publicó en la Unión Europea la Directiva (UE) 201871808 del Parlamento Europeo y del Consejo que modifica la Directiva 2010/13/UE de servicios de comunicación audiovisual), para atender a la evolución de las realidades del mercado.

La diferencia es que la normativa obliga a los prestadores de servicios de comunicación audiovisual a petición a disponer de al menos el 30 % de obras europeas en sus catálogos y garanticen la prominencia de dichas obras, mientras que la reforma propuesta en México obliga a un contenido de 30% nacional.

Pero además, se agrega que ese contenido nacional deba estar “conformado con producción nacional generada en México”. Tal vez bajo este supuesto, una obra como la película Roma no podría considerarse como producción nacional, al haber sido financiada por dos empresas nacionales, pero también por dos compañías extranjeras.

Asimismo, se establece que es necesaria la autorización del Instituto Federal de Telecomunicaciones para prestar servicios de televisión y audio restringidos por Internet desde el territorio nacional o desde el exterior.

Finalmente el proyecto busca ampliar la definición de ley sobre servicios de televisión de paga a efecto de que éstos también contemplen aquellos que son prestados por plataformas en Internet a cambio del pago periódico de una cantidad preestablecida.

Respecto al Impuesto al Valor Agregado (IVA) se establece que “Se considerará al prestador como contribuyente y el usuario que visualice o descargue en territorio nacional el contenido multimedia de audio y/o video asociado, estará obligado a recaudar y enterar el impuesto”.

Es un poco extraña la redacción porque generalmente el que recauda el impuesto es el prestador de servicios. La reforma también prevé que en el caso de que el pago sea con tarjeta de débito, crédito, departamentales o de prepago, las instituciones bancarias deberán realizar la recaudación del impuesto.

“La recaudación del impuesto se realizará al momento en que se realice el pago por la prestación del servicio consistente en otorgar el acceso a través de Internet a contenido multimedia de audio y/o video asociado, y deberá ser enterada a más tardar el día 17 del mes siguiente a aquel en que fue realizada”, detalla la iniciativa.

Asimismo, casi al año de entrada en vigor de este Decreto, a los 360 días, el Congreso establecerá un impuesto especial a las empresas que ofrezcan servicios a través de Internet, “cuyas ventas anuales a clientes o suscriptores dentro del territorio nacional sean iguales o superiores a 800 millones de pesos”.

Estas reformas afectaran a plataformas como Blim, Claro Video, Netflix, Amazon Prime Video, Acron, Disney+, Starz y tantas otras. Para algunos analistas, algunas de ellas se verían obligadas a retirarse del país al no poder cumplir con estas obligaciones, fomentando así la piratería.

Ahora pasa  a la Cámara de Diputados para su análisis.

Más información senado.gob.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It