Gallos de pelea

 

Próximamente se turnará al pleno del Congreso del estado de Hidalgo la iniciativa presentada por un diputado de Morena en la que propone declarar las peleas de gallos como Patrimonio Cultural Inmaterial de Hidalgo.

La controvertida iniciativa fue aprobada por mayoría en lo general y particular el pasado viernes en la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales, habiendo escuchado previamente tanto en lo individual como en colectivo a personas dedicadas a la actividad gallera en Hidalgo, para realizar una valoración “tanto en lo cultural como en lo económico”.

La iniciativa de declaratoria fue propuesta en noviembre del año pasado por Rafael Garnica Alonso, quien hizo propia una iniciativa del Comité Gallero de Hidalgo para declarar los combates de aves como patrimonio cultural e inmaterial del estado.

Otras entidades como Puebla, Querétaro, Aguascalientes, Tlaxcala, Zacatecas y México han declarado a la pelea de gallos como patrimonio cultural e inmaterial. Los argumentos para la protección son los mismos que se han esgrimido para evitar su prohibición: que las peleas de gallos es una práctica centenaria, heredada desde la colonia; que tiene una importancia económica por los ingresos que genera y como creadora de empleos, etcétera.

Sin embargo, el pasado 2 de noviembre en un amparo en revisión promovido por los galleros de Veracruz, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que las peleas de gallos no son consideradas una expresión cultural amparada por la Constitución, por lo que prohibirlas no viola la Carta Magna, con lo que se estableció un precedente importante para su prohibición en todo el país.

Insistimos, si los galleros están tan interesados en conservar está “tradición” podrían eliminar prácticas como cortarles los espolones, arrancar las plumas o mutilar las crestas y barbillas de los gallos. Y lo más importante, eliminar los elementos ajenos a los animales como las navajas y los innecesarios combates a muerte.

Tal vez las declaraciones como patrimonio cultural e inmaterial de las peleas de gallos no resistan una impugnación en tribunales ya que la propia decisión de la SCJN establece que si bien las peleas de gallos son expresión de una determinada cultura, ninguna práctica que suponga el maltrato y el sufrimiento innecesario de los animales puede considerarse una expresión cultural amparada por la Constitución.

Más información am.com.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net