Imprimir
Categoría: El Derecho y México
Visto: 280
powered by social2s
Logotipo de FICREA

 

Los ahorradores de FICREA, después de sus esfuerzos, empiezan a ver una luz al final del túnel. La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación desechó el recurso de revisión presentado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para impugnar un amparo concedido por el Décimo Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa que declaró a la autoridad supervisora responsable de incurrir en “actividad administrativa irregular” en el caso.

FICREA era una sociedad financiera popular (SOFIPO) que prestaba servicios financieros de ahorro, inversión y crédito y que buscaba convertirse en un banco especializado en Mypimes. Era, además, la segunda SOFIPO más importante.

En 2014 las autoridades intervinieron a la SOFIPO ya que descubrieron que el principal socio de FICREA, Rafael Antonio Olvera Amezcua, desvió 2,500 millones de pesos a través de una triangulación con empresas relacionadas, propiedad también de Olvera, llamadas Leadman Trade, Monka Comercial y Baus and Jackman Leasing, todas S.A. de C.V., defraudando a los inversionistas.

Por ley, las inversiones en las SOFIPOS están protegidas en el Fondo de Protección de Sociedades Financieras Populares y de Protección a sus Ahorradores, pero sólo cubre hasta una cantidad de veinticinco mil UDIS, equivalentes a más de 157,000 pesos mexicanos.

El problema fue que un grupo importante de inversionistas tenía en la SOFIPO inversiones muy superiores a esta cantidad, en razón de los atractivos rendimientos que ofrecía. Estos inversionistas se organizaron para protestar e inclusive demandar al gobierno federal por la responsabilidad patrimonial del estado por presuntas omisiones en la supervisión de FICREA. Demandas que al final han resultado exitosas como lo muestra esta resolución.

En la revisión del amparo, la Segunda Sala consideró que este caso no implica interpretación Constitucional que amerite su intervención, por lo que rechazó el recurso promovido por la CNBV.

Esta misma Sala ya había desechado en julio de este año otro recurso de la CNBV por un amparo idéntico, en ese caso concedido por en febrero a una sola ahorradora el Décimo Quinto Tribunal Colegiado.

Aunque el amparo confirmado por la Corte solo protege a dos ahorradores más, de existir más precedentes podrían dar lugar a una jurisprudencia sobre el tema.

Con esta decisión, quedó firme la sentencia del Décimo Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa quien el 20 de marzo de este año falló en el sentido de que la CNBV incurrió en una actividad irregular al no supervisar adecuadamente las operaciones de la empresa Ficrea, la cual finalmente quebró, causando daño patrimonial a miles de ahorradores, y responsabilidad en ese mismo sentido para el estado.

Solo quedará establecer el nexo entre dicha negligencia y el daño a los ahorradores para fijar el monto de la indemnización, que tendrá que ser pagada con recursos públicos.

Dichas indemnizaciones serán independientes a los pagos que el síndico de la quiebra de Ficrea ha hecho desde 2016 a 4 mil 921 ahorradores afectados, con recursos obtenidos por la venta de bienes relacionados con la SOFIPO.

Los tribunales colegiados enfatizaron que desde 2011, la CNBV sabía de irregularidades en Ficrea, lo que fue reforzado por una auditoría que terminó en febrero de 2013, pero que la intervención gerencial fue decretada hasta noviembre de 2014.

Para entonces, el principal accionista, Rafael Olvera Amezcua -actualmente detenido en Estados Unidos-, ya había extraído de Ficrea los recursos que gastó en bienes raíces en Florida y Texas y en decenas de autos de lujo.

Más información elsiglodedurando.com.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

powered by social2s