La Asamblea Legislativa del Distrito Federal aprobó modificaciones a la legislación civil para permitir no solo el matrimonio entre personas del mismo sexo, sino también la adopción de niños por parte de estas parejas.

Respecto del matrimonio de personas del mismo sexo, en este espacio ya se había comentado el hecho de que estas uniones estarán parcialmente reconocidas, puesto que muchos derechos para los cónyuges se establecen en las leyes federales, que no han sido modificadas para reconocer estas uniones matrimoniales.

Tal es el caso, por ejemplo, de la Ley del Seguro Social que al ser federal no reconoce en estos casos el pago de la pensión de viudez. El primero en buscar el reconocimiento de este derecho a partir del matrimonio de las personas del mismo sexo tendrá que enfrentar una interesante batalla legal que promete no ser ni corta ni fácil.

Respecto de la adopción de niños por personas del mismo sexo, la realidad es que con estas modificaciones se concede mayor protección jurídica a los niños adoptados. Lo anterior porque conforme a la legislación vigente, una sola persona puede adoptar a un menor, cumpliendo ciertos requisitos, de tal manera que ya muchos niños estaban creciendo bajo el cuidado de dos padres o dos madres, es decir, en uniones homosexuales, pero teniendo los derechos solo de parte de una de las partes, lo que los deja en estado de indefensión respecto de derechos de filiación de aquel que no había realizado el trámite de la adopción.

Con esta reforma, los niños que sean adoptados por estas parejas serán hijos legítimos de ambos, teniendo derechos de sucesión de ambos, con derecho al apellido de ambos y pudiendo exigir, en caso de separación, el pago de la pensión alimenticia por ambos.

La reforma en este aspecto reconoce una situación de hecho y otorga protección legal al menor. El aspecto moral respecto del derecho de los niños de vivir con un padre y una madre es otra cuestión.

www.miabogadoenlinea.net