Logo de Google a la mexicana

 

Poco ha trascendido la información publicada por Jorge Camargo Zurita, columnista invitado de Animal Político, en la que destaca que un tribunal federal concluyó que Google sí tiene actividades en México y puede ser demandado para la protección de datos personales.

Según explica el exdirector general de Comunicación y Vinculación Social de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el caso inició en febrero de 2015 cuando una persona solicitó expresamente a Google México, S. de R.L. de C.V. (Google México), que eliminara sus datos personales de los resultados que aparecen al ingresar su nombre en el famoso motor de búsqueda “Google”, por considerar que se violaban sus derechos humanos al honor, intimidad, vida privada, dignidad humana, entre otros.

La empresa respondió de la forma en que lo hace en el resto del mundo, que el buscador no es operado por Google México, sino por Google, Inc., ahora Google, L.L.C. (Google) por lo que cualquier queja o demanda debe dirigirse a esa compañía cuyo domicilio social está ubicado en Mountain View, California.

Inclusive, si uno consulta las condiciones de servicio de google.com.mx, señala que “los productos y los servicios de Google (en adelante, los «Servicios»)” son proporcionados “… a través de Google LLC (en adelante, «Google»)”.

Ante la respuesta, el quejoso acudió al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), institución que el 24 de enero de 2017 le dio la razón a la empresa, tomando en consideración las pruebas presentadas: una declaración jurada suscrita por un funcionario de Google Inc., certificados de Registrador de nombres de dominio, y el título de registro de la marca “Google” emitido por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial y diversos instrumentos notariales, de las que supuestamente se deriva que Google México no presta ni administra el servicio de motor de búsqueda en cuestión.

El quejoso llevó el caso al Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA) que en mayo de 2018 concluyó que la resolución del INAI era válida, por lo que la acción de cancelación de tratamiento de datos personales debía llevarse ante los tribunales de Estados Unidos de América.

{loadpositon aaa}

El caso llegó al Décimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito, que en abril de 2019 por unanimidad de votos concedió el amparo al quejoso, para efectos de que el TFJA emita una nueva decisión, teniendo en consideración que se trata de una empresa constituida y autorizada para su funcionamiento conforme a las leyes mexicanas, pero, además, la certificación secretarial emitida en el expediente luego de “googlear a google”, que arrojó como hecho notorio la existencia de un contrato de licencia de marca entre Google y Google México y que puede consultarse en la página electrónica del sitio MARCANET del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial.

En ese contrato de licencia, Google otorga por tiempo ilimitado a Google México una licencia no exclusiva para usar 334 marcas de Google en los Estados Unidos Mexicanos, que incluye la marca del buscador. En la cláusula quinta de ese contrato se establece que “el Licenciatario (Google México) acepta usar las Marcas Licenciadas en los servicios correspondientes, de conformidad con la ley aplicable”.

Pero además, consultando el mismo MARCANET, se puede descubrir que en noviembre de 2018 Google renovó el registro de sus marcas por otros diez años, incluyendo la del buscador. Conforme con la Ley de Propiedad Industrial, una marca deberá usarse en territorio nacional, tal como fue registrada o con modificaciones que no alteren su carácter distintivo y al renovar el registro se debe declarar el uso real y efectivo de la misma.

Así, con estas evidencias el TFJA debe tomar una nueva decisión, que debería apuntar a que Google México, como licenciataria usa la marca Google prestando el servicio de motor de búsqueda en nuestro país y, por lo tanto, ese servicio está sujeto a nuestras leyes y tribunales.

A Google México sólo le queda impugnar esta decisión ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación por temas de constitucionalidad.

Al menos desde 2011 el INAI ha recibido 16 casos donde se pide proteger datos personales en plataformas como Google, Yahoo y YouTube. Todos, a excepción de uno, han sido desechados porque las filiales de las empresas señaladas indican que sus matrices de Estados Unidos son las que se encargan de administrar los servicios o porque simplemente, no tienen sede en el país.

El único caso que procedió fue uno que se presentó contra Google en 2014 donde un ciudadano solicitaba retirar su información de los resultados de búsqueda. Sin embargo, esta resolución fue revocada por un amparo.

Los argumentos de Google han sido vencidos de distintas maneras en otros países, en España por ejemplo la Agencia Española de Protección de Datos Personales (AEPD), ha sostenido que si bien Google Spain no presta el servicio de motor de búsqueda en España, la labor de ventas de publicidad y promoción que ésta lleva a cabo sea para el servicio de búsqueda que su controladora estadounidense es suficiente para establecer un vínculo que permitió a la AEPD ejercer sus facultades y obligar a Google Spain a respetar los datos personales.

Ya veremos cómo termina este caso en México.

Más información animalpolitico.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net