El día de hoy se presenta ante el pleno de la Cámara de Diputados una iniciativa de reformas a la Ley de Protección y Defensa al Usuario de Servicios Financieros  que busca facultar a la Condusef para a petición del usuario, intervenir cuando este ya no pueda cubrir ni el pago mínimo por distintas razones, congelando las deudas e iniciando la intermediación de un convenio de pago entre el usuario y la institución financiera.

Esta iniciativa presentada por Leobardo Soto Martínez, del Grupo Parlamentario del PRI, busca evitar que por falta de liquidez se acumulen y multipliquen los intereses; evitando crecer la deuda aún más.

La primera barrera a la que se puede enfrentar esta indicativa es que iría en contra del principio de preeminencia de la voluntad de las partes en el contrato, siempre y cuando no contravengan las disposiciones legales, y al ser el interes simple y el moratorio pactados de conformidad con la ley, ésta sería una intervención cuestionable por parte del Estado, equiparable a la época en que se congelaron las rentas.

Por otra parte, los bancos también pueden argumentar que esta medida afectaría a quienes depositan su confianza, su dinero y su patrimonio en las instituciones bancarias, ya que aseguran que de cada 100 centavos que presta la banca, 85 proviene de gente que hace sus depósitos.

Se ve difícil que esta iniciativa llegue a buen puerto.

www.miabogadoenlinea.net