Cruz

 

La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación analizará en su próxima sesión la constitucionalidad del artículo 1 de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, especialmente el segundo párrafo que establece que: “Las convicciones religiosas no eximen en ningún caso del cumplimiento de las leyes del país. Nadie podrá alegar motivos religiosos para evadir las responsabilidades y obligaciones prescritas en las leyes”.

En el caso, 16 oftalmólogos y un otorrinolaringólogo solicitaron se aplicara en una fecha extraordinaria los exámenes de certificación que aplica el Consejo Mexicano de Oftalmología, asociación civil y del Consejo Mexicano de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, asociación civil, ya que normalmente ese examen se aplican en viernes y/o sábado, según sea el caso.

Para este grupo el día sábado es considerado como día de reposo espiritual, de viernes a partir de la puesta de sol a sábado después de la puesta de sol, absteniéndose “…de actividades puramente seculares, incluyendo actividades estrictamente académicas”, por lo que, alegando su derecho a la objeción de conciencia, solicitaron se les realizara el examen en días diversos.

Tanto los Consejos como el Comité Normativo Nacional de Consejos de Especialidades Médicas A.C., negaron la solicitud con fundamento en el artículo 1 de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público.

Los quejosos promovieron juicio de amparo alegando la violación a su derecho a la no discriminación y a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, previstos en los artículos 1o. y 24 de la Constitución; 4o. y 18 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; y 1o. y 12 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. El amparo les fue negado por lo que promovieron recurso de revisión, mismo que fue atraído por la SCJN.

En el proyecto la Suprema Corte niega el amparo ratificando que el artículo en cuestión es constitucional y en concordancia con el artículo 24, que establece que “Toda persona tiene derecho a la libertad de convicciones éticas, de conciencia y de religión, y a tener o adoptar, en su caso, la de su agrado”, dado que la disposición citada en ningún momento indica que la libertad de convicciones éticas, de conciencia y de religión pueden invocarse para infringir la ley.

En adición, señala que esta disposición no es de aplicación irrestricta, pues existen múltiples supuestos en los que habrá de evaluarse si, en términos del artículo 24 constitucional, la obligación legal puede o no relevarse por virtud de una objeción de conciencia, entendiendo por esta el derecho a obrar de acuerdo a las propias convicciones, la cual podrá invocarse en el comportamiento externo, siempre que no atente contra la seguridad, el orden, la salud o la moral públicos, o bien, los derechos o libertades de los demás.

Sin embargo, el máximo tribunal concede el amparo únicamente por lo que hace al acto de aplicación de la norma impugnada, a fin de que en términos de los artículos 24 y 130 de la Constitución Federal, se justifique la posibilidad o no de realizarlos exámenes en fecha distinta por la situación particular con motivo de su religión, debiendo analizarse si la petición contraviene una norma de carácter general, se ocasione un daño a tercero, o bien, se afecta el orden público y la moral.

El quejoso destacó en su demanda que no existe norma  expresa que establezca que los  exámenes necesariamente deban realizarse en día sábado.

Más información scjn.gob.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net