Después de casi 14 años de haber iniciado su proceso legal, el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa ordenó la restitución de los derechos políticos y económicos de Jesús Roberto Dávila Narro, acusado de supuestas irregularidades administrativas cuando ocupaba el cargo de Delegado en la Delegación Cuauhtémoc.

Ex diputado federal y ex subsecretario de Gobernación, fue separado de su cargo y encarcelado acusado de presuntas irregularidades el 25 febrero de 1996. Ninguna de las acusaciones en su contra fue probada.

En su resolución, el Tribunal declaró la nulidad de la sanción impuesta que lo inhabilitaba por 20 años para desempeñar cargo, empleo o comisión en el servicio público. Asimismo se ordenó que le restituyan la totalidad de sus derechos, incluidos “los de carácter laboral, entre ellos el de la reinstalación, el del pago de salarios caídos, cuando proceda, o el de cualquier otra prestación o derecho que hubiera perdido el servidor público”.

Dávila Narro en 1996 era titular de la Delegación Cuauhtémoc, del Distrito Federal, cuando era un departamento administrativo encabezado por Óscar Espinosa Villarreal.

Difícilmente procederá la reinstalación como delegado puesto que ahora el cargo no es por nombramiento sino por elección popular, pero que va a costar caro al gobierno del Distrito Federal, de eso no hay duda.

¿Dávila Narro querrá regresar al sector público?

 

Fuente La Vanguardia

 

www.miabogadoenlinea.net