El 23 de Octubre de 2009 se publicaron en el Periódico Oficial de Querétaro “La Sombra de Arteaga”, los que eran los nuevos  Códigos Penal y de Procedimientos Penales del Estado, aprobados por la Legislatura LV del Congreso local.

Pero tras su publicación abogados, jueces, magistrados, ministerios públicos y académicos, señalaron las inconsistencias que presentaban ambos códigos tales como errores ortográficos, sustitución de palabras, errores de semántica, errores de remisión de artículos, así como la creación de nuevos delitos que por su redacción tan casuística originaban la posibilidad de que hechos que son cotidianos, pudieran ser sancionados con pena de prisión.

Estos son algunos ejemplos: El Artículo 118 fracción VII del Código de Procedimientos Penales, se refería a la libertad provisional bajo caución, remitiendo a su vez a la fracción III del artículo 179 del Código Penal que se refería al delito de Estupro; por errores al citar artículos de referencia, el delito de secuestro se convirtió en un delito no grave y que permitía la libertad bajo caución; se sancionaba con prisión a todo aquel que portara dos o más aparatos telefónicos si no acreditaba la propiedad.

Así que, en un hecho inédito, seis semanas después de que fueron promulgados, la Legislatura LVI ha decidido abrogar estos Códigos, restableciendo la vigencia de los Códigos Penal y de Procedimientos Penales del Estado anteriores, publicados en el periódico oficial el 23 de julio de 1987 y 6 de julio de 1989 respectivamente, así como sus adiciones y reformas.

Por supuesto ya nadie reconoce la paternidad de los dos “monstruos” legislativos y mucho menos, que tanto el poder Judicial  como el  anterior Ejecutivo de esta entidad tuvieron conocimiento previo y posterior del contenido de estos códigos, guardando silencio sobre los mismos. Pero mientras, los adefesios estuvieron vigentes en Querétaro, los delitos cometidos durante ese período tendrán que ser juzgados bajo esos códigos por lo que las consecuencias de su existencia seguirán resonando algún tiempo más.

www.miabogadoenlinea.net