Imprimir
Categoría: El Derecho y México
Visto: 214
powered by social2s
Imagen del volcán Popocatepetl

 

El juez séptimo de distrito en materia de amparo civil, administrativa y de trabajo y juicios federales del estado de Puebla, otorgó una suspensión de plano a las comunidades de San Lucas Atzala y San Andrés Calpan, municipio de Calpan, para que las autoridades federales den a conocer el plan de contingencia para la protección de las comunidades cercanas al volcán Popocatépetl ante el aumento de su actividad, así como para resguardar el gasoducto Morelos que se encuentra también en las cercanías.

Las comunidades de San Lucas Atzala y San Andrés Calpan en el estado de Puebla se ubican dentro del Mapa de Peligros del Volcán Popocatépetl, y pese a las advertencias del Instituto de Geología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), del Centro Universitario para la Prevención de Desastres Regionales (Cupreder) de la de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y del Centro Nacional de Prevención de Desastres federal (Cenapred), se construyó en la zona parte del gasoducto del Proyecto Integral Morelos.

“Se decreta de oficio la suspensión y se concede de plano. Lo anterior, para efecto de que las autoridades competentes adopten las medidas preventivas que consideren necesarias para evitar poner en riesgo la vida de los pobladores… para lo cual se debe informar a este órgano jurisdiccional qué medidas en concreto han adoptado con motivo del incremento de la actividad del volcán Popocatépetl”, se asentó en la resolución.

El juzgador hace énfasis en que la resolución no afecta el funcionamiento del gasoducto. Así, se solicita se informe si se tiene “algún plan de contingencia para mitigar los efectos que podrían provocar el incremento de la actividad del volcán en la operatividad del Gasoducto Morelos. En el entendido que la suspensión decretada no tiene por efecto suspender o interrumpir las operaciones del Gasoducto Morelos, sino adoptar las medidas preventivas que las autoridades competentes consideren necesarias para evitar poner en riesgo la vida de los pobladores de las comunidades de San Lucas Atzala y San Andrés Calpan”.

En 2011 el Cenapred emitió una nota técnica a la Comisión Reguladora de Energía, en la que advirtió que el gasoducto Morelos pondría en peligro a los pueblos nahuas cercanos al Popo, señalando que el tendido del gasoducto era inviable 23 kilómetros al sur del cráter, lo mismo que en varios puntos que se encuentran en zonas de lahares (flujos de sedimento y agua que se movilizan desde las laderas de los volcanes), pero el gasoducto se instaló sin cumplir con dichas recomendaciones

El juez Israel Flores reconoció que el aumento de actividad volcánica puede implicar el crecimiento rápido de grandes domos de lava y explosiones fuertes, persistencia de fumarolas, emisiones de gas y caída leve de cenizas en áreas cercanas, así como explosiones de intensidad creciente con lanzamiento de fragmentos incandescentes y posibles flujos piroclásticos de mediano alcance.

Por ello, determinó que las autoridades informen al órgano jurisdiccional qué medidas aplicarán ante el incremento de la actividad del Popocatépetl y sus posibles efectos en la operación del gasoducto.

Para los habitantes de Atzala y Calpan la medida otorgada no es suficiente, pues consideran que se debió ordenar la suspensión de cualquier actividad que implique transportar gas natural por la zona de riesgo.

En caso de erupciones tanto el gasoducto como las localidades podrían verse afectados por derrames de lava, flujos de ceniza caliente, así como flujos de lodo.

Más información jornada.com.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

 

powered by social2s