Después de que la Suprema Corte de Justicia ya ha revisado la constitucionalidad de las leyes que impiden a los fumadores fumar en lugares públicos, así como aquellas que prohibían la venta de cigarrillos en las farmacias, ahora la Primera Sala revisará la constitucionalidad de las disposiciones vigentes en materia de publicidad de tabaco y alcohol, específicamente los artículos 301 y 308 de la Ley General de Salud.

El promoverte argumenta que en los anuncios se puede proporcionar información inexacta de los daños que ocasiona a la salud, afectando al gobernado, ya que una vez que se difunde la publicidad no puede revertirse, y las deja en un estado de indefensión al no tener información clara y exacta sobre los daños que causa el tabaco.

Estas disposiciones serán analizadas por los magistrados a fin de determinar si no son violatorias del artículo 4 de la Constitución Política en cuanto al derecho a la salud.

Fuente El Porvenir

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net