Zona afectada en la Laguna del Carpintero

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) al resolver un amparo en revisión concluyó que se violó el derecho a un medio ambiente sano al realizar el Municipio de Tampico, Tamaulipas, obras para el desarrollo del proyecto denominado “Parque Ecológico Laguna del Carpintero”.

La Laguna del Carpintero de Tampico, ubicada en el centro de esa ciudad, tiene una superficie de 157 hectáreas de las cuales 80 son espacio terrestre y 77 cuerpo de agua. El total de su superficie terrestre era un humedal que se vio mermado por la edificación de espacios deportivos, recreativos y culturales, hasta reducirse a tal sólo 16 hectáreas de terreno inundable con presencia de manglar, que pese a las constantes presiones urbanas y afectaciones directas que ha sufrido, está considerado como “Sitio Prioritario de Manglar” por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) por su relevancia biológica. Existían hasta el año 2012 cerca de 7 hectáreas de manglar.

A partir de enero de 2013, la autoridad municipal promovió la construcción con recursos municipales, estatales y de la iniciativa privada del “Parque Ecológico” talando el manglar y extrayendo las raíces, en un intento de que ya no creciera.

Vecinas de la Laguna del Carpintero en el Municipio de Tampico, Tamaulipas, promovieron un amparo en contra de estas obras, argumentando entre otras cosas la violación a su derecho a un medio ambiente sano, al estarse dañando el manglar.

La Juez de Distrito que conoció del asunto determinó que estas vecinas no podían acudir al juicio de amparo, pues no acreditaron haber sufrido un daño como consecuencia de la afectación al medio ambiente.

No conformes con la decisión, las vecinas promovieron la revisión. Para resolver, la Primera Sala abordó diversos temas relacionados con el derecho a vivir en un medio ambiente sano.

Señaló que este derecho reconoce que el hombre convive y forma parte de los ecosistemas que la propia naturaleza conforma, de suerte que a partir de ellos y de sus procesos, obtiene diversos beneficios, sin embargo, en muchas ocasiones esta interacción pone en riesgo la conservación del medio ambiente, de ahí que dicho derecho humano busque regular las actividades humanas para proteger a la naturaleza, no sólo por su conexión con la protección de otros derechos, sino también por el valor que tiene en sí misma, dada su importancia para los demás organismos vivos con quienes se comparte el planeta.

La Primera Sala precisó que en materia ambiental, la posibilidad que tienen las personas para promover al juicio de amparo con el objeto de defender el medio ambiente, viene determinada por la relación que debe existir entre la persona o la comunidad y el ecosistema que se quiere proteger, lo que significa que la persona o comunidad que acude al juicio debe beneficiarse de los servicios ambientales que presta el ecosistema que se estima afectado.

No obstante, se reconoció que en ocasiones, demostrar esta relación entre las personas y los servicios ambientales no es una cuestión sencilla, por lo que señaló que una de las formas para poder probar este vínculo, es acreditar que la persona que acude al juicio, habita o utiliza la zona de influencia del ecosistema que se pretende proteger.

En el caso, una de las quejosas sí demostró estar en posibilidades de acudir al juicio de amparo a defender el ecosistema de la Laguna del Carpintero puesto que acreditó ser vecina del lugar y por tanto, habitar la zona de influencia de dicho ecosistema.

Con relación al tema de si existió afectación al ecosistema de manglares en la Laguna del Carpintero, la Primera Sala determinó que el Municipio de Tampico, Tamaulipas, no contó con la manifestación de impacto ambiental previa emitida por la SEMARNAT para desarrollar el parque temático en cuestión, situación que se estimó suficiente para otorgar el amparo a la quejosa ante la grave situación de desprotección en la que se colocó al ecosistema de la Laguna del Carpintero.

En consecuencia, la Primera Sala concedió la protección constitucional para que las autoridades responsables se abstengan de ejecutar los actos reclamados consistentes en el desarrollo del proyecto denominado Parque Temático Ecológico Laguna del Carpintero, procedan a la revocación de las licencias, autorizaciones y/o permisos otorgados para su construcción, así como a la restitución y reparación de la zona de mangle ubicada en el área, requiriendo para tal efecto a la Comisión Nacional para el Conocimiento y el Uso de la Biodiversidad y a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, para que emitan un proyecto de recuperación y conservación del área de manglar referido, vinculando al municipio y al tercero interesado, al acatamiento de dicho programa para poder restaurar el ecosistema afectado.

Más información scjn.gob.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net