En la última sesión del Senado se presentó una iniciativa para  adicionar un artículo 72 Ter a la Ley de Instituciones de Crédito, para quedar como sigue:

“Artículo 72 Ter.- En la celebración de contratos de apertura de crédito en cuenta corriente, a los que se refiere la fracción VII del artículo 46 de esta Ley, no podrá pactarse el cobro de los adeudos no cubiertos en tiempo y forma con los recursos captados del mismo cliente en aquella cuenta de ahorro en la que el empleador o patrón del cliente transfiera de manera electrónica su salario y demás prestaciones laborales.”

Con esta adición se pretende eliminar la posibilidad que tienen actualmente los bancos para deducir de las cuentas de ahorro los adeudos derivados de tarjetas de crédito, y que “autoriza” el titular de la tarjeta cuando firma el contrato correspondiente. Estas deducciones tienen su fundamento en la Regla 3.6  de las Reglas a las que habrá de Sujetarse la Emisión y Operación de Tarjetas de Crédito que fueron emitidas por el Banco de México.

Esta regla establece que  la compensación respectiva sólo podrá efectuarse cuando la Cuenta mantenga un saldo deudor vencido de más de noventa días naturales y que se trate de cargos que no hayan sido objetados en tiempo por el Titular, cuya aclaración se encuentre pendiente de resolver.

Aunque en materia mercantil se dice que la ley máxima es la voluntad de las partes, ya algunos especialistas han señalado que esta disposición es inconstitucional ya que viola los artículo 5, 17 y 123 de la Constitución Política, que establecen los principios de que “...Nadie puede hacerse justicia por propia mano…”, “…Nadie puede ser privado del producto de su trabajo, sino por resolución judicial…” y la protección al salario.

Veremos qué suerte sigue esta iniciativa.

Fuente Senado de la República

www.miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

 

Pin It