En la Cámara de Diputados continúa el desfile de funcionarios que bajo los más variados argumentos justifican el presupuesto que han solicitado.

Uno de los que han desfilado es el Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, quién ante la falta de recursos y la saturación de los juzgados, se ha negado a recibir más casos relacionados con justicia juvenil.

Cuando se hicieron las reformas se crearon 16 juzgados esperando 1,400 casos al año pero a la fecha son más del doble.

Por ello se solicitó a la Cámara de Diputados apoye un punto de acuerdo para que le sean concedidos 2 mil 534 millones 946 mil pesos para el Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal en 2010, dentro del cual se incluirá presupuesto para el poder judicial del D.F para atender este problema.

Sin duda los argumentos pueden ser muy válidos, pero esta realidad es contraria a la Constitución Política que garantiza una justicia justa y expedita para todos.

Y así, seguirán presentándose las autoridades de cada entidad, para requerir el capital necesario para sacar adelante sus proyectos, sin embargo, la cobija es muy chica, pues el 92% del presupuesto 2010 se encuentra comprometido.

Fuente El Universal

 

 

www.miabogadoenlinea.net

Pin It