Dentro de los muchos temas que se discuten en el Senado, se encuentra en el seno de las comisiones una reforma a la Ley de la Propiedad Industrial que es una ley que protege la creatividad de las personas o las empresas, para que aquellos inventos, diseños o signos que los distinguen sean protegidos y se evite su utilización por terceros.

Evitar ese uso por parte de terceros es la parte más importante de la Ley, ya que por un límite de tiempo se tienen derechos exclusivos sobre esa creación. Conforme al artículo 23, las patentes tienen una vigencia de 20 años improrrogables. Sin embargo, argumentando una nueva aplicación o una reformulación se lleguen a “prorrogar” esas patentes a través de una nueva autorización.

Con la iniciativa que se esta discutiendo esto podría cambiar, si se aprueba el artículo 53 bis propuesto. Este artículo propone crear la figura de “oposición a patente” que existe en otros países, para que cualquier persona pueda oponerse al otorgamiento de la patente, proporcionando argumentos o evidencia sobre la improcedencia del otorgamiento de la misma.

Esto podría facilitar el acceso a nuevos inventos o medicamentos en los países en vías de desarrollo, sin embargo existe oposición por parte de distintos sectores industriales, por lo que habrá que negociar para que haya beneficios para la ciudadanía y los empresarios. 

En la India ya se utilizó esta figura a fin de evitar que se otorgará una patente sobre una droga que se utiliza para combatir el SIDA y que de concederse la patente hubiera paralizado la producción genérica de este fármaco, con el consecuente incremento en el costo para los pacientes.

www.miabogadoenlinea.net

Pin It