Anillos

Después de casi 18 años, en San Luis Potosí se revirtió una reforma al Código Civil de esa entidad que convirtió en oficial lo que era una costumbre de mediados del siglo pasado: agregar al nombre de una mujer casada la preposición “de” y uno o dos de los apellidos de su esposo.

Los artículos derogados son los artículos 19.4 y 19.5 que a la letra dicen: “La mujer casada podrá agregar a su nombre de soltera y anteponiendo la preposición ‘de’ uno o dos apellidos de su marido.  El uso del apellido conyugal, subsistirá por todo el tiempo que se conserve el vínculo matrimonial o cuando ocurra la viudez. No se podrá utilizar dicho apellido en los casos de divorcio o de ilegitimidad del matrimonio”.

La diputada Martha Orta Rodríguez, promovente de la iniciativa, señaló que estos artíuclos son violatorios de la Constitución y de diversos instrumentos internacionales signados por nuestro país, al cosificar a la mujer y reconocer explícitamente una práctica social que, si bien ha sido aplicada en años pasados en nuestro país, actualmente es retrógrada y contraviene los derechos humanos y establece una diferenciación entre el hombre y la mujer casada.

“Es un avance en materia de derechos humanos de las mujeres, y de todas las personas, el que en San Luis Potosí no tengamos que determinar si somos propiedad de alguien a través de una preposición como el ‘de’. Hoy yo celebro que la mayoría de los y las legisladoras hayan aprobado esta reforma al Código Civil del Estado y que permita visibilizar en el contrato matrimonial que las mujeres estamos en un ámbito de igualdad entre hombres y las mujeres”.

Asimismo, se destacó que estas disposiciones se derogaron para estar en concordancia con las disposiciones que establece el artículo 1º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; la Declaración Universal de los Derechos Humanos; la Convención Americana de los Derechos Humanos; y la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer; así como los criterios emitidos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

La sola preposición “de”, significa propiedad o pertenencia a algo o a alguien. ¡Bien por el Congreso de San Luis Potosí!

Más información elsoldesanluis.com.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net