Hombra con niña coloreando

Por tercera vez la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió que negar acceso a estancias infantiles a hijos de hombres derechohabientes del IMSS es discriminatorio, refuerza estereotipos de género e impide una igual corresponsabilidad en el cuidado de los hijos e hijas.

En el caso, el 22 de marzo de 2017 el padre de una menor presentó una solicitud de acceso al servicio de estancia infantil; sin embargo, dos meses después la Jefatura de Servicios de Salud en el Trabajo, Prestaciones, Económicas y Sociales del Instituto Mexicano del Seguro Social de la Delegación Sur del Distrito Federal, le negó el servicio.

El oficio establece que el IMSS, está obligado a dar cabal cumplimiento a lo dispuesto en los ordenamientos y disposiciones jurídicas vigentes en el país, entre ellos, los requisitos para el otorgamiento del servicio de guarderías establecidos en los artículos 201 de la Ley del Seguro Social y 13 de la Ley General de Prestación del Servicio para la Atención, Cuidado y Desarrollo Integral Infantil, y que es su facultad otorgar ese servicio a los trabajadores que acrediten que se encuentran en esos supuestos.

El artículo 201 establece que el ramo de guarderías cubre el riesgo de no poder proporcionar cuidados durante la jornada de trabajo a sus hijos en la primera infancia, de la mujer trabajadora, del trabajador viudo o divorciado o de aquél al que judicialmente se le hubiera confiado la custodia de sus hijos, mediante el otorgamiento de las prestaciones establecidas en este capítulo.

Inconforme con la decisión, el padre promovió un juicio de amparo ante un juez de distrito, que lo concedió, en virtud “que el artículo 201, de la Ley del Seguro Social, no es acorde con los artículos 1, 4, 123, apartado A, fracción XXIX de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en los que se tutela el derecho a la igualdad y no discriminación y de seguridad social, toda vez que el servicio de guardería no debe ser sujeto de restricción alguna ni mucho menos, tratándose de distinciones discriminatorias por razón de sexo, de tal manera que menoscaben o restrinjan los derechos de los hombres trabajadores para acceder a tal servicio”.

No “… existe justificación constitucional para que al hombre asegurado por el IMSS le sea limitado el servicio de la guardería, a través de ciertos requisitos extraordinarios (viudez, divorcio y el ejercicio de la custodia y patria potestad judicial del menor), lo que no se exige tratándose de mujeres aseguradas; además de que se priva a la menor agraviada para que pueda beneficiarse de dicho servicio, sin que exista una justificación objetiva para ello, pues la denegación de su acceso al mismo es en razón al género de su progenitor”.

Tanto el quejoso como la autoridad solicitaron la revisión del amparo ante un tribunal colegiado, revisión que fue atraída por el alto tribunal, que ratificó la decisión del juzgado de distrito sobre la inconstitucionalidad del citado artículo 201.

Empieza a formarse jurisprudencia sobre el tema y, tal vez, el Congreso de la Unión más adelante se vea obligado a modificar el texto de este artículo.

Más información scjn.gob.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It