Lugar donde murió José Antonio Elena Rodríguez

El jurado del caso contra el agente de la Patrulla Fronteriza, Lonnie Swartz, acusado de haber disparado a través del muro fronterizo en Arizona y haber matado al adolescente José Antonio Elena Rodríguez, que estaba en México, no ha podido llegar a un veredicto.

En un contraste con la decisión tomada el mes pasado por el Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos para el Quinto Circuito, con sede en Nueva Orleans, que negó la posibilidad de demandar al agente de la patrulla fronteriza que en Texas disparó en contra de Sergio Adrián Hernández Güereca, en el caso de Elena Rodríguez sí se pudo llevar a cabo un juicio.

El homicidio ocurrió el 10 de octubre de 2012 a las 11:30 p.m., en la línea fronteriza que divide a las ciudades de Nogales, Sonora, y Nogales, Arizona, cuando el agente de la patrulla fronteriza disparó en contra de Elena Rodríguez 16 tiros, logrando acertar en su objetivo en 10 ocasiones.

La familia demandó en la vía civil al agente de la Patrulla Fronteriza en julio de 2014. “En el momento del tiroteo, los agentes no se encontraban bajo la amenaza de José Antonio ni de nadie cerca a él”, dice la demanda. “Su muerte no tuvo sentido ni justificación”.

El juez ordenó que se hiciera público el nombre del agente y siete meses después le negó inmunidad para ser enjuiciado y consideró que el joven estaba protegido por la Cuarta Enmienda de los Estados Unidos que establece que nadie puede ser objeto de acciones arbitrarias por parte de la autoridad, equivalente al principio de legalidad previsto en el artículo 16 constitucional.

En la vía penal también se dio una sorpresa. En septiembre de 2015 un Gran Jurado de Arizona decidió que existía “causa probable” para que Lonnie Ray Swartz fuera acusado del homicidio del joven José Antonio Elena Rodríguez. El documento establece que Swartz “con premeditación, armado con una pistola semiautomática P2000, mató de manera ilegal” al joven.

El juicio penal inició a mediados del pasado mes de marzo. Se presentaron testigos, videos del momento de los disparos, el jurado acudió al lugar del incidente a la hora exacta en que este sucedió hace seis años y estuvieron ahí por cinco horas. También rindieron testimonio autoridades mexicanas.

Swartz siempre ha argumentado en su defensa que disparó aquella noche a través de la cerca que divide la frontera en defensa propia porque había personas arrojando piedras en un intento de proteger a unos contrabandistas de drogas. La fiscalía no disputa que el chico lanzaba piedras, pero sostiene que Swartz reaccionó con una cantidad de fuerza no razonable.

El pasado viernes el panel reportó que, a pesar de llevar deliberando una semana, no habían podido llegar a una decisión unánime.

El juez que preside el caso pidió a los jurados que sigan tratando de llegar a un veredicto, considerando todas las opciones. Es decir, que si no logran llegar a un veredicto por homicidio pueden llegar a un homicidio sin culpa involuntario.

Swartz es el primer miembro de la patrulla fronteriza que se enfrenta a cargos por disparar a través de la frontera.

Más información wildabouttrial.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net