A consecuencia de la extinción por parte del gobierno federal de Luz y Fuerza del Centro, los trabajadores deben de ser liquidados según se prevenga en el régimen laboral aplicable.

Conforme al artículo 9 del decreto de creación de este organismo, las relaciones laborales de Luz y Fuerza del Centro se regulan por la Ley Federal del Trabajo.

En este orden de ideas, la relación laboral se está dando por terminada en términos de la fracción I del artículo 434 de la Ley Federal del Trabajo, es decir, por una causa de fuerza mayor, que en este caso es el Decreto de extinción  de Luz y Fuerza del Centro.

 

Conforme al artículo 436 de la citada Ley, los trabajadores tienen derecho  a una indemnización de tres meses de salario y 12 días por año de servicio, equivalente a la prima de antigüedad prevista en la fracción I del artículo 162, más lo que prevea el contrato colectivo de trabajo.

En este caso el contrato colectivo señala que adicionalmente les será pagado el fondo de ahorro, la parte proporcional del aguinaldo, vacaciones, compensación por antigüedad y cuota de jubilación.

Esto es lo que correspondería en términos de Ley, sin embargo, adicionalmente el gobierno federal está ofreciendo una indemnización por extinción de la empresa de 3 meses de salario integrado y una prima adicional de antigüedad por 24 días de salario mínimo por cada año de antigüedad.

Y no solo eso, además ofrece una compensación más por persona, sobre el monto total de la indemnización total: 10 por ciento, a quienes tienen antigüedad menor de seis años; 20 por ciento, a quienes tienen entre seis años y menor a 11 años; 40 por ciento, para aquellos de 11 años pero menos de 20 años; 60 por ciento, para los trabajadores de 21 años y menos de 26 años y de 80 por ciento para los trabajadores de más de 26 años de antigüedad.

Esto es muy parecido al programa de retiro voluntario que ha venido operando el gobierno federal en sus dependencias y entidades, que otorga a estos organismos los recursos necesarios para pagar las separaciones voluntarias de los trabajadores a través del  Fideicomiso en Administración Fondo para la Conclusión de la Relación Laboral. Seguramente en este caso también se constituirá un fideicomiso.

La oferta se concretará cunado se publiquen las condiciones de liquidación en el Diario Oficial y dependerá de los trabajadores en forma individual aceptarla o no.

Sin duda es tentadora, más aun si los trabajadores ya no van a recibir un sueldo.

miabogadoenlinea.net