El Senador Tomás Torres presentará una iniciativa para poner fin a las llamadas amenazantes o intimidatorias en contra de los deudores.

Tomás Torres  propone  que se imponga una sanción de tres meses a cuatro años de prisión y multa de 180 a 360 días multa, a todos aquellos que realizan llamadas telefónicas o envían mensajes amenazantes o intimidantes para exigir el pago de un adeudo u otra obligación, sin que se haya acordado y formalizado la autorización para que se usen los datos personales o esos medios de comunicación para esos efectos.

 

En la exposición de motivos señala que la iniciativa materializará la reforma al artículo 16 constitucional, que desde el pasado 2 de junio incluye como nueva garantía constitucional el derecho a la protección de los datos personales.

Así, se sancionará a todas aquellas personas físicas o morales que realizan cobros extrajudiciales, amenazando e intimidando y que han recibido los datos personales del usuario, sin que exista una autorización expresa para ello.

Incluso se llegaría al extremo de asegurar aquellos instrumentos que hayan sido utilizados para cometer el delito o inclusive a que se ordene la suspensión o disolución de la empresa en que labore el responsable del delito.

 Esta propuesta sin duda afectará a las instituciones financieras que contratan despachos externos para que les realicen la cobranza de su cartera vencida y que sin autorización del usuario transfieren datos personales a esos despachos.

 

Fuente Cámara de Senadores

miabogadoenlinea.net