Fachada de la Cámara de Diputados

Ayer se publicó en el Diario Oficial de la Federación una reforma a la Ley del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas que permitirá que los miembros del Ejército, Fuerza Aérea  y Marina Armada de México puedan mancomunar los créditos de sus cónyuges para adquirir una vivienda.

Así, en l artículo 108 de la ley, del capítulo de “Vivienda y otras prestaciones”, se agrega un segundo párrafo a la fracción IV, que establece que “También podrán mancomunarse los créditos de cónyuges que no pertenezcan a las Fuerzas Armadas y que por su actividad laboral sean beneficiarios de créditos del Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, de la Comisión Nacional de Vivienda o de cualquier otra institución de seguridad social que otorgue esta prestación a cónyuges o concubinos de militares para adquirir vivienda; así como para la adquisición, construcción, reparación, ampliación o mejoramiento de sus habitaciones o al pago de los pasivos que tengan por los conceptos anteriores”.

El artículo establece las condiciones para otorgar y fijar los créditos a los militares en el activo, los cuáles ya podían mancomunarse si una pareja formaba parte de las Fuerzas Armadas. Ahora sucederá lo mismo con el cónyuge o concubino que no forme parte de las mismas, permitiéndoles poder adquirir viviendas de un mayor precio y mejor calidad.

Aunque el Decreto entra en vigor el día de hoy, se concede un plazo de 45 días para que se realicen las adecuaciones al Reglamento de la Ley del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas. 

La exposición de motivos de la iniciativa que dio origen a esta reforma señala que “… tanto por mandato internacional, como constitucional se establecen instrumentos y apoyos necesarios a fin de alcanzar el objetivo consistente en que toda familia goce de una vivienda digna y adecuada, ubicada en espacios equipados, en localidades dotadas de servicios urbanos, accesibles, con espacios intermedios de relación que permita la comunicación vecinal, donde sea posible el desarrollo familiar y personal a todos los niveles que la sociedad demanda”.

Asimismo, se explica que la Ley de Vivienda define la “vivienda digna y decorosa” como aquella “…que cumpla con las disposiciones jurídicas aplicables en materia de asentamientos humanos y construcción, salubridad, cuente con espacios habitables y auxiliares, así como con los servicios básicos y brinde a sus ocupantes seguridad jurídica en cuanto a su propiedad o legítima posesión, y contemple criterios para la prevención de desastres y la protección física de sus ocupantes ante los elementos naturales potencialmente agresivos”.

Actualmente, los créditos a los que puede tener acceso el miembro de las Fuerzas Armadas va de $331,500.00 para soldado o marinero, hasta $1,287,000.00 para general de División o Almirante y con la reforma estos podrían hasta duplicarse.

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net