Reloj

El próximo año se publicará la Norma Oficial Mexicana sobre Factores de riesgo psicosocial, que permitiría a las empresas identificar, prevenir y controlar las causas psicosociales y ergonómicas generadoras de accidentes o enfermedades profesionales en los centros de trabajo, y de esta forma implementar los procesos encaminados a desaparecer, corregir o reducir los mismos.

Esta norma vendría a ser un complemento a las reformas a la Ley Federal del Trabajo que introdujo el concepto de trabajo digno y decente, y al Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo que incluye disposiciones tendientes a tutelar la salud física y mental de los trabajadores en el desempeño de sus labores y en el uso de la maquinaria o equipo de trabajo.

En marzo de 2016 la Cámara de Diputados exhortó a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social a formular el proyecto de Norma Oficial Mexicana (NOM) para factores de riesgo psicosocial, toda vez que México ocupa el primer lugar en estrés laboral a nivel mundial.

Las causas particulares del estrés laboral son exceso de trabajo, horarios estrictos e inseguridad laboral, malas relaciones con los compañeros, cambios constantes de jefes, como sucede con el outsourcing y, sobre todo, a la disponibilidad con que de facto se someten los trabajadores a recibir instrucciones y regaños en horarios fuera de su jornada laboral.

El estrés en el trabajo ha repercutido negativamente en la salud de los trabajadores, ya que debido a él se originan padecimientos fisiológicos como trastornos digestivos, aumento en la tensión arterial y dolor de cabeza que a la postre provoca enfermedades cardiovasculares y gastrointestinales.

Respecto a la salud mental, también puede generar daños como momentos de angustia y debilidad, confusión, cansancio, depresión, intranquilidad e insomnio, lo que viene a dar como resultado el ausentismo laboral.

Una persona con estrés laboral presenta agotamiento crónico, así como falta de motivación y confianza en sus propias capacidades, lo que consecuentemente se traduce en un bajo rendimiento y escasa productividad que deriva en pérdida de competitividad, y que en casos extremos como el de Japón puede llevar a los trabajadores al suicidio.

La norma entrará en vigor un año después de su publicación en el Diario Oficial de la Federación para que los centros de trabajo se adecuen a la misma. El proyecto de NOM ya se publicó el pasado 26 de octubre, para que se emitan comentarios sobre el mismo durante los meses de noviembre y diciembre de este año.


miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It