Acta de Nacimiento

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró inconstitucional parte del artículo 58 del Código Civil para el Distrito Federal que establece que los recién nacidos serán registrados con el apellido paterno primero y el materno después, al considerar que la misma discrimina y disminuye el rol de la mujer en el ámbito familiar.

Los magistrados consideraron también que la disposición limita injustificadamente el derecho de los padres a elegir libremente el nombre de sus hijos.

Al resolver un amparo en revisión, los juzgadores reconocieron que la “práctica de colocar el apellido del hombre primero tiene como trasfondo histórico la concepción de éste como jefe y portador del apellido de la familia, relegando a la mujer a un rol de mero integrante de ésta”. Sin embargo los magistrados consideran que esta concepción ha cambiado, de tal forma que en la actualidad no se encuentra justificado limitar el derecho de los padres a elegir el nombre de sus hijos a partir de prejuicios que pretendan perpetuar la situación de superioridad del hombre en las relaciones familiares.

La Primera Sala estableció que la decisión de los padres de elegir el orden de los apellidos de sus hijos se encontraba tutelada por el derecho al nombre, en relación con el derecho a la vida privada y familiar.

En el caso, un Juez del Registro Civil se negó a registrar a las hijas recién nacidas de una pareja con el apellido materno primero y el paterno después. La pareja promovió un amparo en contra del artículo 58 del Código Civil, así como en contra de los actos del Juez. El amparo fue concedido por la Juez de Distrito e, inconformes, las autoridades responsables interpusieron recursos de revisión. El caso fue atraído por la Suprema Corte en junio de 2015.

En virtud de este amparo, el Juez del Registro Civil deberá expedir nuevas actas de nacimiento a las menores con el orden de los apellidos deseado por sus padres. Este sería el segundo amparo que se otorga en este sentido, ya que en Puebla una menor fue registrada con el apellido materno primero, después de que se concedió el mismo.

En el Distrito Federal (Ciudad de México) ya han existido intentos para que los apellidos en un nombre se puedan designar libremente, inclusive se presentó una iniciativa en la Asamblea Legislativa, pero la misma no prosperó.

Yucatán aprobó en 2013 una reforma a la Ley del Registro Civil de la entidad que permite modificar el orden de los apellidos al momento del registro, por lo que el 21 de febrero de 2013 se registró la primera persona mexicana que en el orden de sus apellidos aparece en primer lugar el apellido materno.

Más información scjn.gob.mx


miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net