La semana pasada se publicó en los medios de comunicación que el cantante Wilfrido Vargas presentaría una demanda en contra de Shakira por plagio, reclamando como indemnización 11 millones de dólares, ya que el coro de la canción Waka Waka, tema del Mundial, es muy semejante al tema “El Negro no puede” que grabó con un grupo llamado las Chicas del Can.

 

Esta información después sería desmentida por el cantautor señalando que en ningún momento ha pensado en poner una demanda por algo que no es de su autoría.

 

 

Aunque en este caso no habrá demanda, si existió un arreglo con los autores originales de esta melodía.

 

En 1985 un grupo compuesto principalmente por miembros de la guardia presidencial de Camerún llamado Golden Sounds grabó la canción  Zangalewa, la cual a su vez está basada en una canción popular del ejército camerunés, y que tienen sus antecedentes en el cuerpo de fusileros de Camerún que participó en la Segunda Guerra Mundial.

 

Encuanto la canción de Shakira empezó  a sonar en la red, sin contar aun con un nombre oficial, los cameruneses y africanos en general identificaron los coros como Zangalewa, y en el Internet empezó una campaña para dar crédito a los artistas cameruneses.

 

La presión sobre Sony y Shakira finalmente surtió efecto y cedieron, acordando reconocer los derechos de los artistas cameruneses y pagar las regalías correspondientes. Inclusive, se habla de la posibilidad de incluir el tema en el siguiente disco  de la artista.

 

Este es uno más de los casos de plagio en contra de artistas africanos a lo largo de la historia. El más sobresaliente es el caso de Solomon Popoli Linda que en 1939 escribió el tema “Mbube” y recibió menos de 2 dólares por ella. La canción después se convertiría en el éxito "The Lion Sleeps Tonight". Mientras que Solomon Linda murió en la pobreza en 1962, "The Lion Sleeps Tonight" ganó un estimado de 15 millones de dólares, sólo por su uso en la película El Rey León de Disney.

 

En 2004 los descendientes de Popoli Linda demandaron a Walt Disney por 1.5 millones de dólares con el apoyo del gobierno sudafricano.

 

En febrero de 2006 lograron un acuerdo con Abilene Music, empresa que tienen los derechos mundiales de la canción y que autorizó Disney el uso de la misma

Ahora los herederos de Popoli Linda reciben regalías por el uso a nivel mundial de la canción y Salomon Popoli Linda es reconocido como el coautor  de la misma.

Fuente: Dibusi Tande: Scribbles from the Den

www.miabogadoenlinea.net