La inclusión de las actuales herramientas tecnológicas en la vida diaria que tiende a facilitar el acceso a la información, no escapa del mundo del Derecho y prueba de ello es el acuerdo recientemente firmado entre las empresa vLex y Gale Cengage para incluir más de 5 millones de documentos formados por enciclopedias y revistas de temática jurídica y empresarial a texto completo en su base de datos.

Mediante este acuerdo vLex se compromete a difundir todos esos contenidos y a la vez aportarles un valor añadido como son motores de búsqueda, millones de enlaces que interrelacionan todos los documentos y herramientas de traducción automáticas, facilitando así la lectura del texto a cualquier usuario sin depender de la barrera de los idiomas.

vLex es una empresa española cuya oficina matriz se localiza en Barcelona, y es el más avanzado proveedor de información jurídica global, que da acceso a contenidos de 128 países en 13 idiomas diferentes. Aunado al reciente acuerdo firmado, mantiene otros acuerdos con editores globales, como la Oficina de Publicaciones del Banco Mundial, la Unión Europea, el Secretariado de la Commonwealth, así como más de 408 grupos editoriales independientes en todo el mundo, teniendo en su acervo más de 32 millones de documentos jurídicos disponibles en su avanzada plataforma online.

 

Por la firma de este acuerdo que facilita el acceso a la información jurídica en el mundo, miabogadoenlinea.net felicita a Luís Faus, director general de vLex, y a sus más de 150 colaboradores.

 
www.miabogadoenlinea.net

La movilización de tropas británicas al extranjero ha traído serios cuestionamientos en el orden jurídico en cuanto a derechos humanos y responsabilidades de los miembros del ejército.

 

El cuestionamiento inició a raíz de la muerte de un soldado en Irak producido por un paro cardíaco. Su madre demandó al ejército en 2003 argumentando que su hijo había fallecido a causa de las decisiones de sus superiores, que no le dieron la adecuada atención médica pese a que le soldado había tenido problemas para ajustarse a las altas temperaturas del lugar. Los abogados apoyaron la jurisdicción del caso en el hecho de que los soldados británicos están protegidos por la Convención Europea de los Derechos Humanos aún estando fuera de Europa y en ese sentido, no se protegió suficientemente su derecho a la vida.

 

La Corte Criminal Internacional (CCI) acaba de aceptar la demanda introducida en contra de Jean Pierre Bemba Gombo, ex vicepresidente de la República democrática del Congo por crímenes de guerra y contra la humanidad cometidos entre el 2002 y el 2003.

 

Bemba, quien trabajó con el ex líder congolés Mobutu Sese Seko en la década de los 90, es acusado de haber utilizado a las milicias de su país para aterrorizar a la población civil, utilizando la violación como principal medio de coerción. Se le acusa así de haber ordenado la violación de madres frente a su hijos e incluso la violación de niños frente a sus padres.

 

El asunto de Globovisión en Venezuela subió de tono cuando una persona que recolectaba fondos a favor de la televisora fue asesinada frente a un módulo de policía en el estado de Anzoátegui y otra más resultó lesionada.

La Fiscalía venezolana declaró que está investigando el asesinato que ocurrió, según relatan manifestantes, cuando fueron atacados por un grupo de personas armadas, supuestamente identificadas con el “chavismo”.

Globovisión es una cadena de televisión en abierta oposición al gobierno de Hugo Chávez y que ha estado sujeta a persecución por parte de las autoridades gubernamentales desde diferentes ángulos.

La Suprema Corte de los Estados Unidos rechazó revisar la apelación del caso de cinco cubanos convictos de espiar a magnates cubanos en el exilio, opositores al régimen cubano, a favor del gobierno de Castro y que fueron capturados en 1998.

 

Los abogados argumentaban que el juicio que tuvieron en Miami no fue imparcial debido a la fuerte presión de la comunidad cubana en el exilio, con lo que el caso fue politizado y muy documentado lo que impidió un jurado imparcial.

 

Estos cinco hombres fueron enjuiciados y encontrados culpables en el 2001 en un juicio que ha sido condenado incluso por la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, el único en la historia de Estados Unidos, ya que hubo serias irregularidades de procedimiento como el rechazo sin fundamento de siete miembros de la comunidad africano-americana para conformar el jurado y que podían haber sido imparciales al respecto y la negativa de los tribunales de mover el juicio a Fort Lauderdale, 30 millas al norte de Miami, donde la hostilidad hacia los enjuiciados hubiera sido menor.

 

En Cuba estos hombres son vistos como héroes donde Raúl Castro ofreció la liberación de 200 personas que el gobierno de Estados Unidos considera presos políticos, a cambio de los cinco y ocho ganadores del premio Nobel también han solicitado al Procurador General la liberación de estos presos.

Pero con esta decisión de la Suprema Corte todo parece indicar que los Cinco cumplirán sus sentencias en suelo estadounidense.

 

Fuente CNN.com

 

www.miabogadoenlinea.net

Aunque el tiempo de Pascua ya terminó, el famoso conejito de chocolate vuelve a ser noticia al menos en los tribunales europeos a partir de la demanda interpuesta por una empresa austriaca de chocolates en contra de la chocolatería Lindt & Sprüngli de Suiza.

 

Esta historia empezó cuando en el 2001 Lindt registró como marca el chocolate con forma de conejo envuelto en papel dorado, con un lazo rojo y una campana, y cuando obtuvo el registro inició acciones en contra de su competencia para que ninguna otra chocolatería vendiera conejos de pascua de chocolate.

 

Y las cosas resultaron hasta que en el 2004 se enfrentó con Hauswirth, una pequeña chocolatería austriaca que demandó el registro de marca del conejo de chocolate de los suizos argumentando que los conejos de pascua se fabrican desde hace décadas y que Lindt obtuvo de mala fe el registro aprovechando su posición dominante en el mercado para sacar a sus competidores del mercado.

 

¿Cuánto cuesta una legalización extraordinaria en España? Un trabajador boliviano ilegal pagó por ella su brazo y fue otorgada más por presión política que otra cosa después de que su caso escandalizara a los españoles y pusiera en evidencia muchas irregularidades.

 

Este boliviano de 33 años trabajaba en Valencia en una panadería 12 horas diarias por un sueldo de $32 dólares al día, más de lo que seguramente conseguía en su país natal, obviamente sin contrato y sin seguro social.

 

El pasado 28 de mayo pasado en una máquina de amasar perdió su brazo hasta el codo. Los dueños de la panadería, para no meterse en problemas legales y explicaciones engorrosas, decidieron tirar el brazo en un basurero, dejar al trabajador a cien metros de un hospital mientras se desangraba y seguir en sus funciones normalmente.

 

El matrimonio formado por Kendall y Gwendolyn Myers, de 72 y 71 años respectivamente está siendo juzgado en los Estados Unidos por espionaje a favor del gobierno de Cuba.

 

Kendall Myers fue funcionario del Departamento de Estado hasta el 2007 año en que se retiró y aunque no ha sido revelado el tipo de información que supuestamente entregó a los cubanos, el mismo Departamento de Estado levantó cargos en su contra y de su esposa por conspiración, actividad fraudulenta cometida con medios electrónicos y por entregar información clasificada a otro gobierno.

Después de 13 años de litigio, la empresa petrolera Shell decidió llegar a un acuerdo extrajudicial con sus nueve demandantes nigerianos y pagar 15.5 millones de dólares por motivo de compensación o, como la empresa lo llama, como un gesto humanitario. Shell había sido demandada por complicidad con el régimen militar de Nigeria que en 1994 llevó a la muerte a nueve activistas del pueblo Ogoni.

 

Los hechos que dieron origen al litigio, evolucionaron de la siguiente manera: en 1958 la empresa Shell se estableció en la región de los Ogoni, donde en 1990 surgió el Movimiento para la Supervivencia de los Ogoni, creado por el escritor nigeriano Ken Saro-Wiwa. Esta agrupación inició movilizaciones contra la empresa por abusos cometidos contra los habitantes y trabajadores, además de por contaminación ambiental.

 

En una de esas movilizaciones, cuatro líderes de la comunidad resultaron muertos y se acusó de estos asesinatos a Saro-Wiwa y otros ocho miembros de su movimiento. En el juicio se les encontró culpables y se les condenó a la muerte.