El día de ayer, 16 de noviembre, dio inicio en Roma la Cumbre Mundial sobre Seguridad Alimentaria, con la asistencia de 60 jefes de estado, en un evento organizado por la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), perteneciente a la ONU.

La Cumbre de este año tiene especial importancia porque el hambre en el mundo se ha convertido en un grave problema que para muchos sigue pasando desapercibido. Así, actualmente existen mil millones de personas con hambre, muriendo cada seis segundos un niño por hambre en algún lugar del planeta.

El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, hizo un llamado a la policía en el que les recuerda que pese a que se les ha proporcionado mayores facultades para combatir la delincuencia, no tienen licencia para matar por lo que deben actuar en el marco de la ley.

Lo anterior en relación con una declaración que hiciera uno de sus ministros en el sentido de que la policía debería, respecto de los criminales que no tienen redención, “matar a los bastardos”.

Mientras en México se anuncia con bombos y platillos que ya están disponibles en Google Street View algunas de las ciudades más grandes del país, se da a conocer que en Suiza se está presentando una demanda en contra de este servicio por vulnerar las leyes de privacidad de los suizos.

Google argumenta que existen medidas de seguridad establecidas en el programa en donde las placas de los vehículos así como las caras de las personas fotografiadas se ven borrosas a fin de evitar identificaciones y que existe un mecanismo por el que cualquier persona puede solicitar que su casa, por ejemplo, sea retirada o sea vea borrosa en una fotografía.

Para la justicia estadounidense el anuncio que hiciera este viernes 13 de noviembre el Procurador General, Eric H. Holder Jr., tiene una enorme trascendencia.

El anuncio fue en el sentido de que quien se supone el autor intelectual de los atentados del 11 de septiembre, Khalid Shaikh Mohammed y otros cuatro acusados, actualmente detenidos en Guantánamo, serán procesados en Nueva York ante un tribunal civil y no uno militar, como se ha realizado hasta el momento con quienes son acusados de terrorismo.

En Cataluña, España, un juez dictó una sentencia que de acuerdo a los expertos, podría sentar jurisprudencia en materia de racismo en el ámbito deportivo.

Se trata de las sanciones impuestas a los jugadores del equipo de fútbol de tercera división Bada Bing, quienes el pasado 10 de enero agredieron a los jugadores del equipo Rosario Central, por su origen sudamericano.
Las agresiones iniciaron con diversos insultos durante el transcurso del partido, que fueron subiendo de tono hasta llegar a la agresión física de un jugador rival que desencadenó una pelea en el campo de juego y que provocaron al jugador sudamericano contusiones en la cabeza y tórax y un desgarramiento en el pabellón auricular que requirió cirugía.

Los agresores principales, dos hermanos, fueron condenados por el juez a seis años de prisión. Al momento de los hechos, uno de ellos se encontraba en semilibertad, tras haber sido condenado a ocho años de cárcel por haber matado a golpes a otra persona, delito que cometió cuando era menor de edad.

Otros jugadores recibieron también condena de cárcel desde un año dos meses a tres años tres meses, y asimismo fueron condenados a pagar a los agredidos $27,500 dólares.

Lo importante de la sentencia es que el juez reconoció en ellas que la agresión fue por motivo de discriminación, lo que la convierte en la primera sentencia de este tipo en el ámbito deportivo ya que si bien la discriminación está sancionada en España, en pocas ocasiones se impone pena de prisión por su causa.

Otro caso de discriminación, fuera del ámbito deportivo, que desató pasiones en España, fue la agresión que en un tren un joven de 21 años llevara en contra de una niña ecuatoriana de 15 años, a quien no solo insultó sino también golpeó en Barcelona.

Lo anterior sucedió en octubre del 2007 y el video de la agresión dio la vuelta al mundo. La fiscalía pedía 3 años de cárcel, pero el juez condenó en marzo pasado al agresor a solo ocho meses de prisión, a pagar una multa y a indemnizar a la joven con $8,900 dólares por la humillación que le causó.

Quienes se dedican a trabajar para erradicar el racismo en España opinan que estas sentencias son importantes porque empiezan por penalizar estas actitudes.

Fuente BBC Mundo

Un tribunal iraquí falló en contra del diario británico The Guardian en un proceso en donde agentes de inteligencia iraquíes acusaban a la publicación de difamar al Primer Ministro Nuri al-Maliki, al sugerir un creciente autoritarismo del gobernante.

El diario británico anunció que apelará la sentencia que lo condena a pagar $86,800 dólares a al-Maliki como compensación por daños al avalar la acusación de difamación.

En China se ejecutaron a los 9 sentenciados por los disturbios raciales entre los uighures y los han de julio pasado. De los ejecutados, ocho eran uighures y uno han. Los uighures son una minoría musulmana que vive en la provincia de Xinjiang en China.

En octubre se dictó sentencia a 21 de los implicados quienes fueron acusados de diversos delitos, desde el homicidio hasta el robo y la destrucción en propiedad ajena. Nueve de ellos fueron sentenciados a la pena de muerte y otros tres a la pena de muerte con dos años en prisión, una sentencia que de acuerdo con la BBC suele ser conmutada por cadena perpetua.

En Gran Bretaña, una corte de apelaciones emitió una decisión que ha causado gran revuelo no solo en las escuelas religiosas sino también en las religiones mismas, particularmente la judía.

El asunto inició con la demanda por discriminación que interpuso un joven aspirante a la secundaria JFS (Jews’ Free School). Las leyes británicas establecen que las escuelas religiosas deben aceptar a todos los aspirantes y solo en caso de que tengan mayor número de aspirantes que lugares disponibles pueden seleccionar a los aspirantes bajo criterios religiosos. Es el caso de este colegio que cada año recibe más solicitudes que lugares disponibles en sus aulas.

Mientras Rodovan Karadzic ha logrado su objetivo de posponer hasta marzo del próximo año el juicio que la Corte Penal Internacional por crímenes cometidos en la ex Yugoslavia con acusaciones de genocidio y varios crímenes de guerra, en Suecia fue puesta en libertad su sucesora Biljana Plasvic.

De acuerdo con las leyes de Suecia, país donde Plasvic purgaba su sentencia de 11 años, el reo adquiere el derecho de solicitar su liberación tras completar dos tercios del tiempo de la condena y sobre estas bases la llamada dama de hierro de la guerra en Bosnia salió libre.