La periodista Lucy Ash de la BBC presentó la semana pasada un interesante reportaje en torno de los derechos humanos de las mujeres en Chechenia, convulsionada región que no ha logrado el reconocimiento de su independencia de Rusia.

 

De acuerdo con la periodista, en Chechenia es muy común el rapto de mujeres en las calles, quienes posteriormente son forzadas por sus propias familias para casarse con sus raptores y cuidar así el honor familiar.

 

Sin duda el país de América Latina que mayor activismo político ha tomado a favor de la ecología en las Naciones Unidas es Bolivia, país que en fecha reciente confirmo su propuesta sobre la creación de una Corte Penal Internacional sobre Cambio Climático.

 

De acuerdo con el embajador de este país ante la ONU, los mecanismos que existen en los documentos sobre el tema, no son suficientes para asegurar el cumplimiento de los objetivos propuestos en la materia, lo que hace necesario crear un organismo de esta naturaleza que “dé seguimiento y que juzgue si los países desarrollados no cumplen con los objetivos acordados”.

 

Google anunció recientemente que introducirá en 20 ciudades de Alemania el servicio de Street View, pero las críticas no se han hecho esperar ya que este programa al permitir al usuario visitar las ciudades en forma virtual con imágenes de las calles, se considera una violación a la privacidad.

 

Alemania es especialmente sensible al tema de la privacidad a consecuencia de las operaciones de la Gestapo del régimen nazista y la Stasi, la policía secreta de la Alemania Oriental comunista.

El pasado 11 de agosto el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, firmó un decreto de ley del Congreso que hace prácticamente inejecutables en su territorio las sentencias por difamación emitidas en otros países. Se trata de la Ley de Expresión, The Speech Act.

 

Con esta legislación prácticamente se desconocen las sentencias por difamación emitidas en otros países, y que se pretenden ejecutar en Estados Unidos, cuando los  principios en que se basa la acusación y la defensa por difamación son diferentes.

 

Si la existencia de la base militar de Guantánamo y sus juicios militares en contra de sospechosos de terrorismo han llamado la atención de las organizaciones de derechos humanos, el inicio del juicio de Omar Khadr ha llamado aún más la atención por tratarse del detenido más joven.

 

Omar Khadr es de nacionalidad canadiense, de ascendencia egipcia, y fue detenido en Afganistán en 2002, a la edad de 15 años, acusado de haber ayudado a al-Qaeda a fabricar y sembrar bombas que mataron a soldados estadounidenses, y de lanzar una granada que mató al sargento Christopher Speer. Por estas acciones, los cargos que se le imputan son asesinato y conspiración para actos de terrorismo.

 

El tema de los matrimonios entre parejas del mismo sexo es uno que se discute no solo en México sino en varios países de América Latina, como Chile, en donde se revisa una ley al respecto y en Costa Rica, donde si bien no se ha tratado el tema del matrimonio homosexual, esta semana la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia aceptó un amparo para prohibir un referéndum sobre la aceptación o rechazo de las uniones civiles entre personas del mismo sexo.

 

Desde noviembre del 2009, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, en una decisión considerada como histórica por diversos grupos defensores de los derechos de los inmigrantes, emitió un fallo en el cual establece que las deportaciones de los Estados Unidos violan los derechos de la infancia y de las familias, además del derecho a un debido proceso y a un juicio justo.

 

La histórica decisión es la conclusión de la revisión de los casos de dos personas deportadas, el mexicano Hugo Armendáriz, y el trinitario Wayne Smith, quienes iniciaron sus demandas hace ocho años en contra de sus respectivas deportaciones.

 

La Corte Constitucional de Colombia decidió la semana pasada a favor de una mujer que subrogó o alquiló su vientre, para que, al menos inicialmente, pueda tener derecho a visitar a sus gemelos nacidos en el 2006.

 

El caso se remonta al 2002 cuando una pareja colombiana, deseosa de tener hijos pero sin éxito, contrató a la joven, de entonces 26 años, como madre de alquiler a cambio de $5,000 dólares y el pago de los gastos médicos durante el embarazo y de hospitalización para el nacimiento. La pareja contactó con esta mujer gracias a la existencia de una lista con los nombres de varias mujeres dispuestas a alquilar sus vientres.

 

La implantación de los óvulos de la esposa, fertilizados con esperma del esposo no resultó, por lo que se llevó a cabo una nueva fertilización in Vitro, pero esta vez con los óvulos de la madre subrogada, fertilizados con el esperma del esposo. De este procedimiento nacieron dos niños.

 

Según declaraciones de la madre subrogada, al 5° mes de gestación manifestó que no deseaba entregar a los niños, y el hombre, con residencia en Estados Unidos, dejó de enviar la cantidad mensual a la quien se había comprometido y de pagar los gastos médicos.

 

Nueve meses después de haber nacido los niños, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar le retiró a esta mujer la custodia de los niños por quejas de maltrato y los entregó a una hermana del padre. El padre posteriormente obtuvo la custodia completa de los niños gracias a una decisión de un juez de lo familiar y con ello la autorización para llevar a los niños a vivir a los Estados Unidos. El juez basó su fallo en el hecho de que la madre subrogada se había comprometido mediante contrato verbal con el padre para entregarle a los niños, mismo que había incumplido, además de que vivir en Cali, Colombia, no era en el mejor interés de los niños, debido a la inseguridad y la pobreza.

 

La madre subrogada siguió litigando el caso en Colombia hasta llegar a la Corte Constitucional la cual falló parcialmente a su favor al otorgarle derechos de visita y ordenar que los niños regresen a Colombia, orden que tendrá que cumplir el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Con este fallo se le reconoce la custodia sobre los niños.

 

En esta decisión, la Corte decidió solicitó a las autoridades competentes para que legislen lo relativo a la subrogación de vientre y ordenó que el caso regresara a una juzgado familiar quien deberá resolver el fondo del asunto.

 

Falta que el padre decida cumplir la orden voluntariamente porque de lo contrario se tendrá que iniciar un nuevo litigio, ahora en los Estados Unidos, para ordenar el regreso de los niños a Colombia para que la madre los pueda ver.

 

Fuente El Tiempo

 

www.miabogadoenlinea.net

 

 

Cartier ha demandado al sitio HauteLook, reclamando una indemnización de más de 2 millones de dólares, alegando que el sitio vende mercancía de segunda mano y posiblemente, mercancía que no es original. HauteLook, es una empresa que se dedica a la venta limitada de productos de diseñador, con descuentos hasta del 75% informando a sus clientes que vende productos originales y nuevos.

 

Cartier indica en su demanda que los productos eran "de segunda", "dañados", y "no auténticas". Cartier también alega que los productos llegan en un empaque equivocado y/o van acompañadas de certificados de autenticidad borrados o dañados, además de que no se ha informado a los clientes que, a pesar de la inclusión de una garantía, Cartier no respalda la misma.