El pasado jueves 17 de junio murió ejecutado Ronnie Gradner en el estado de Utah, Estados Unidos, de una manera inusual: por un pelotón de fusilamiento.

 

Gardner fue sentenciado y condenado por el homicidio de un abogado cuando intentaba escapar de la corte donde se enfrentaba al juicio por el homicidio de otra persona, y llevaba 25 años en prisión.

 

 

Se calcula que más de 70,000 judíos ortodoxos se manifestaron el pasado jueves, en contra de una decisión de la Corte Suprema de Israel que prohíbe la segregación en una escuela religiosa de niñas. Los manifestantes proclamaron la supremacía de la Torá sobre la ley civil.

La controversia se generó al haber sido detenidos 34 padres y madres, para que cumplan una condena de dos semanas de prisión, ya que la escolarización es obligatoria en Israel y sancionada la omisón. Ellos pertenecen a la comunidad ultraordodoxa Emmanuel, especificamente al grupo jasídico Slonim y retiraron hace un año a sus hijas de la escuela cisjordana Beit Yaakov, en protesta contra de una resolución que les obliga a integrar a las jóvenes ashkenazi (de origen europeo) con las niñas sefardíes, oriundas de Medio Oriente y el norte de Africa. 

Diputados de Uruguay se encuentran analizando nuevas normas en materia de consumo de drogas, que podría llevara la legalización de la marihuana y del autocultivo.

 

Respecto del tema son varios diputados, de diferentes corrientes ideológicas, quienes han presentado proyectos de leyes. La mayoría parece coincidir en la legalización de la marihuana y otras drogas blandas, para que los consumidores puedan conseguir esta sustancia en locales comerciales y así no se les ofrezca en su lugar otro tipo de drogas que ocasiona mayores daños a la salud.

 

Lamentablemente Darfur, Sudán, regresa poco a poco a las noticias mundiales como un foco de violencia y constante violación a los derechos humanos pese a que a principios de años el gobierno sudanés y varias fuerzas opositoras firmaran en Doha un acuerdo de paz.

 

Ya el fiscal de la Corte Penal Internacional, CPI, Luís Moreno Ocampo, afirmaba la semana pasada que Darfur sigue siendo una escena de crimen por los ataques masivos contra la población civil y la impunidad que gozan sus perpetradores.

 

El Mundial de Fútbol sigue generando cada día nuevos temas que no nada más se circunscriben al ámbito deportivo.

 

No nada más se trata de las reglas que la FIFA impuso para la publicidad y venta de artículos oficiales o sobre propiedad intelectual, sino también sobre los cambios legislativos y judiciales que se tuvieron que implementar en el país anfitrión, Sudáfrica, en materia de seguridad.

 

En Santa Fe de Bogotá, el 6 de noviembre de 1985 un grupo de la guerrilla M-19 tomó las instalaciones del Palacio de Justicia, sede del poder judicial colombiano, lo que provocó a su vez la recuperación armada de manos del ejército de ese país.

 

Durante esta controvertida operación murieron varios guerrilleros y rehenes y desaparecieron once personas, trabajadores de la cafetería del lugar, y una guerrillera, lo que dio pie a una demanda en contra del entonces coronel Alfonso Plazas Vega, encargado de la operación.

 

 

La llegada del mundial a Sudáfrica ha traído una gran actividad para las firmas legales, en distintos aspectos, y es un ejemplo de como el derecho siempre se encuentra vinculado a las actividades de la sociedad, inclusive las deportivas. 

 

Uno de los despachos más grandes del país africano, ENS, ha asesorado al Comité Organizador de la Copa del Mundo en contratos tan diversos como telecomunicaciones, construcción, energía, agencias de viajes y licencias de jugadores. 

 

Una corte de Finlandia sentenció a cadena perpetua a un pastor de Ruanda a quien acusaron de haber cometidos crímenes contra la humanidad durante el genocidio de 1994, en el que murieron más de 800,000 tutti y hutu moderados

.

El pastor, Francoise Bazaramba, se mudó a Finlandia donde solicitó asilo político. Pero en su lugar fue detenido en el 2007 acusado de 10 cargos por diversos delitos contra la humanidad entre ellos genocidio.

Con una condena a siete personas terminó el juicio más largo hasta el momento en el Tribunal Penal Internacional para la Ex Yugoslavia en torno de los crímenes cometidos en la ex Yugoslavia. (Ver Juicios en La Haya por crímenes en la ex Yugoslavia).

 

Se trata del juicio contra siete ex funcionarios bosnio serbios acusados de la masacre de Srebrenica de 1995.