Mientras el acuerdo de digitalización de libros por Google se sigue discutiendo judicialmente en Estados Unidos tras haberse cerrado el plazo para que autores y editoriales solicitaran el alta o baja de su registro, en Europa se lleva a cabo una serie de conferencias y debates en torno de las leyes europeas de propiedad intelectual.

Los comisarios que han convocado a estas reuniones, y que forman parte de la Comisión Europea para la Sociedad de la Información, han planteado la discusión de las leyes actuales de propiedad intelectual para conocer si las mismas se adecuan a la era de Internet, protegiendo suficientemente a los autores, por un lado, pero permitiendo la difusión de la información y de la cultura, protegiendo igualmente los derechos de los consumidores de los libros electrónicos.

El acuerdo de Google, que está bajo la lupa del sistema judicial y que ha generado una gran controversia entre los competidores del buscador, autores y editores, e incluso gobiernos como el de Alemania que solicitó se retiren todos los libros de editores o autores alemanes, ha puesto sobre la mesa una vez más el tema de los derechos de autor en la era digital, así como de la necesidad de digitalizar libros antiguos que forman parte del patrimonio cultural de la humanidad.

La digitalización de diversos libros que se encuentran en bibliotecas nacionales en Europa lleva el nombre de Europeana y lleva escaneados hasta el momento 4.6 millones de artículos que incluyen mapas, fotografías y libros. Sin embargo, legalmente están impedidos de escanear libros con derecho de autor registrado aun cuando se desconozca al autor o no se tenga noticias de él, siendo este otro tema de las consultas convocadas por la Comisión Europea para la Sociedad de la Información.

La digitalización de libros es tan importante que las grandes librerías han visto el gran negocio que representan y es por ello que esta misma semana Barnes & Noble, ha puesto a disposición de sus clientes más de 700 mil títulos en formato electrónico compitiendo frontalmente con Amazon.com y sus más de 500 mil títulos disponibles.

En México la venta de libros electrónicos la inició recientemente la librería Gandhi, con relativamente pocos títulos, mientras el Fondo de Cultura Económica anuncia que en el marco de su 70 aniversario llegó a un acuerdo con Google Books para colocar en esta plataforma diversos títulos gratuitos, siendo el primero de ellos Sumas de Minucias del Lenguaje de José Moreno de Alba.

Sin embargo en nuestro país aun no se ha planteado la necesidad de revisar el marco legal de propiedad intelectual para que este tipo de acuerdos sean justos y adecuados a la ley mexicana y no a las inquietudes de los estadounidenses como es el acuerdo de la discordia con Google respecto del cual Europa ha manifestado que no se puede aplicar a su territorio sin haber pasado una revisión de sus propias autoridades.

Fuente El País

 

www.miabogadoenlinea.net