Almacén de IKEA

Será un tribunal de tierras y medio ambiente de Suecia, Mark- och miljödomstolen, el que resuelva un asunto que ha llevado muchos años a los vecinos y al consejo de la ciudad de Älmhult tratar de resolver con IKEA, la famosa tienda sueca de muebles modulares, por el mal olor que despiden las instalaciones de la planta matriz y que los vecinos han descrito como “el olor de caca fresca”.

IKEA fue fundada en 1958 por Ingvar Kamprad en Älmhult, ciudad al sur de Estocolmo. En 2012 la administración decidió cambiar sus instalaciones a otro sitio dentro de la localidad y fue entonces cuando los problemas comenzaron, tras haberse conectado al sistema de alcantarillado de la ciudad.

El mal olor afecta a los residentes de la calle Västra Backgatan, quienes se han cansado de escribir al consejo de la ciudad diciéndo que ya están agotados del mal olor y pidiendo que se actúe sobre el problema en el sistema de alcantarillado.

Las autoridades municipales han sellado pozos de aguas residuales, limpiado las tuberías y conducido diferentes pruebas, pero, de acuerdo con los medios, la tarea ha sido tan difícil “como hacer el montaje de un Billy (librero de IKEA) en la oscuridad y con las manos atadas”.

En enero, las autoridades municipales contactaron a IKEA y examinaron los trituradores de grasa y desperdicio de alimentos y descubrieron que el plazo de mantenimiento había vencido. En mayo, la empresa instaló nuevo equipo, pero el mal olor ha continuado lo que puede ser un indicativo de que IKEA está excediendo el límite para desechar aceite y grasa en el sistema de alcantarillado.

Frente a esta situación, el consejo municipal ha decidido llevar el caso ante los tribunales para que sea el Tribunal de Tierras y Medio Ambiente el que resuelva las medidas que se deben tomar para acabar con el problema. Se trata de tribunales especiales que dependen de la Corte de Distrito del estado, en este caso de Växjö, y que fueron creados en 2011 en reemplazo de los tribunales de la propiedad y los tribunales del medio ambiente.

Así, si es IKEA quien está ocasionando el mal olor, no solo se podrán determinar las medidas que se deben tomar para acabar con el problema, sino que el tribunal también podrá establecer la compensación por los daños.

Más información thelocal.se

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de pixabay.com