Dentro de la serie de escándalos recientes que han rodeado a Silvio Berlusconi, sale a relucir la nueva demanda que interpuso en contra de una publicación italiana llamada L’Unitá y contra cinco de sus periodistas exigiendo una compensación de 3 millones de euros, más una multa de 200 mil euros por haber publicado notas respecto de sus recientes escándalos sexuales.

La editora de la publicación precisa que no se trata de una denuncia contra artículos publicados, sino una demanda civil por daños por una altísima suma que pone en riesgo la estabilidad financiera de la publicación por lo que acusa que el primer ministro italiano está buscando callar a los medios por dinero.

No es la primera publicación que está en juicio ya que también hay una denuncia en curso contra el diario La Repubblica, y otras más anunciadas contra otras publicaciones británicas, francesas y españolas como El País.

Berlusconi respalda su demanda diciendo que son difamatorias varias notas publicadas, como las críticas a su falta de presencia internacional o la reconstrucción de sus relaciones con el Vaticano, pero parece que lo que le ha dolido mucho son las referencias a supuestos problemas de erección, lo que ha lesionado el honor del “Honorable Berlusconi”, como lo señaló su abogado.

Fuente El País

www.miabogadoenlinea.net