Fachada de la Corte Penal Internacional en La Haya

Este martes, la Sala III de la Corte Penal Internacional, CPI, dictó sentencia en contra de Jean-Pierre Bemba Gombo, ex vicepresidente de la República Democrática del Congo, a quien encontraron culpable de crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad el pasado 21 de marzo. Por los delitos de los que fue encontrado culpable se aplicó la pena máxima de 18 años y se concluyó que los términos de sus sentencias debían correr concurrentemente.

Jean-Pierre Bemba, quien trabajó con el ex líder congolés Mobutu Sese Seko en la década de los 90, fue acusado de haber utilizado a las milicias de su país para aterrorizar a la población civil, utilizando la violación como principal medio de coerción. Una vez que obtuvo la vicepresidencia de su país, abandonó la milicia, pero terminó huyendo en 2007 cuando perdió las elecciones presidenciales.

En cumplimiento de una orden de detención emitida por la CPI, fue detenido en mayo de 2008 por las autoridades belgas, quienes lo entregaron a la Corte en junio de ese mismo año. Ahí fue imputado formalmente por dos cargos por crímenes de lesa humanidad (homicidio y violación) y tres de crímenes de guerra (homicidio, violación y pillaje), delitos cometidos entre octubre de 2002 y marzo de 2003.

El proceso inició el 22 de noviembre de 2010 y entre el 12 y 13 de noviembre las partes presentaron sus argumentos finales. El veredicto se dictó el 21 de marzo de 2016, después de haberse escuchado el testimonio de 5229 personas presentadas en calidad de víctimas.

La Sala III de la CPI, conformada por la juez presidente Sylvia Steiner, de Brasil, y los jueces Joyce Aluoch, de Kenia, y Kuniko Ozaki, de Japón, impusieron a Bemba las siguientes sentencias:

Por homicidio como crimen de guerra: 16 años de prisión.

Por homicidio como crimen de lesa humanidad: 16 años de prisión.

Por violación como crimen de guerra: 18 años de prisión.

Por violación como crimen de lesa humanidad: 18 años de prisión.

Por pillaje como crimen de guerra: 16 años de prisión.

Como ya se mencionó, los jueces concluyeron que la sentencia de 18 años por violación refleja la total culpabilidad de Jean-Pierre Bemba de sus delitos, por lo que será ese el término máximo que cumplirá en prisión, corriendo concurrentemente las demás sentencias. Además, se le reducirá el tiempo que ha estado detenido desde el 24 de mayo de 2008.

Esta sentencia puede ser apelada por ambas partes si se considera que no hay proporcionalidad entre el delito y la sentencia.

Cabe señalar que el Estatuto de Roma, documento que da origen a la Corte Penal Internacional, establece que los crímenes de lesa humanidad son los que se cometen como partes de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque, mientras que los crímenes de guerra se cometen como parte de un plan o política o como parte de la comisión en gran escala de tales crímenes.

Más información icc-cpi.int

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net