Logo miabogadoenlinea.net

Una decisión sorpresiva, y que pasó casi inadvertida, reconoce en los Estados Unidos la existencia del género neutro o no binario, al haberse otorgado el reconocimiento judicial a una persona de 50 años de edad de no ser registrada ni como hombre ni como mujer. La decisión fue emitida por la juez Amy Holmes Hehn de la Corte de Circuito del condado de Multnomah en el estado de Oregón.

La ley del estado de Oregón no limita específicamente el género a masculino y femenino y durante décadas el proceso para el cambio de género ha sido similar al proceso para el cambio de nombre. De esta forma, el solicitante envía la documentación legal y paga un derecho. En un plazo de 14 días recibe la notificación de si el cambio fue aprobado. Un juez puede aprobar el cambio de género si se determina que una persona ha recibido tratamiento hormonal, quirúrgico u otro tratamiento apropiado para la persona.

Con fundamento en esto, Jamie Shupe presentó su solicitud para ser registrado como no binario. Se trata de una persona que nació siendo hombre, prestó servicio militar, y una vez retirado del ejército recibió tratamiento hormonal para el cambio de género. Finalmente, no se identificó ni como hombre ni como mujer y de ahí su petición, la que fue acompañada de cartas de dos médicos que aseguraron que Jaime no puede ser identificad@ ni como hombre ni como mujer.

Durante la audiencia la juez dijo al abogado de Jamie, Lake Perriguey, que estaba llevando las cosas al extremo a lo que él contestó que las cosas debían ser ampliadas y para su sorpresa la juez accedió a la solicitud ordenando el registro de Jamie como sin género, en lo que los expertos suponen es la primera sentencia de este tipo emitida en los Estados Unidos.

Al dictar su decisión, la juez evitó pronunciarse sobre otros temas candentes en este momento, como el uso de los baños, pues estados como Carolina del Norte han emitido leyes que prohíben a las personas transgénero usar un baño diferente al del sexo que obra en su acta de nacimiento.

Lo que sigue para Jaime es tramitar su licencia de conducir con su nueva identidad sexual, lo que abre la puerta para que más personas que no se identifican ni como hombre ni como mujer, puedan tramitar nuevos registros de identidad.

Tal es el caso de Foster Noone, un estudiante de 19 años que se identifica también como no binario y quien dice que el género frecuentemente es tratado como “si fueran dos tipos diferentes de cuerpos y dos tipos de género y que así ha sido desde el inicio de los tiempos, lo cual simplemente no es cierto”.

El país que está a la vanguardia en el registro de, como se designa ahora, por lo menos en inglés, no binarios, es Australia, donde en 2010 Norrie May-Welbie, quien ahora solo usa su primer nombre Norrie, fue la primera persona en haber obtenido en Australia, en la provincia de Nueva Gales del Sur, el reconocimiento gubernamental de “zie”, es decir, asexual o sin género.

A Australia le siguió Nepal, país donde en enero de 2015 las autoridades anunciaron que expedirían nuevos pasaportes reconociendo un tercer género para que se identifiquen quienes no lo hacen como hombres ni como mujeres, siendo una adecuación legal que fue ordenada desde 2007 cuando la Suprema Corte de ese país reconoció la existencia de un tercer género.

Alemania, por su parte, dio un paso en este sentido cuando en 2013 se cambió la ley para permitir que los padres de niños nacidos con características de ambos sexos tengan la opción de no escoger sexo y dejar la casilla en blanco. Si bien en algún momento se debe elegir por hombre o mujer, se reconoce que no siempre queda claro el género en las personas desde el nacimiento.

La decisión en los Estados Unidos reviste una mayor importancia después del trágico tiroteo de Orlando de la madrugada de este domingo 12 de junio, cuando se atacó un club gay poniendo en evidencia la discriminación y odio que existe hacia la comunidad homosexual. Una discriminación, intolerancia y odio que lamentablemente también está siendo patente en nuestro país con la campaña que insiste que solo hay un tipo de familia y que aboga para que la iniciativa de reforma constitucional presentada por el ejecutivo, que abriría la puerta a matrimonios de personas del mismo sexo, sea rechazada por “contra natura”.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net