Mazo y birrete

Un tribunal laboral en Francia falló esta semana a favor de Jerome Kerviel, corredor de bolsa responsable de la pérdida de 4,900 millones de euros, al concluir que el despido por parte de Société Générale, banco donde trabajaba, fue injustificado, y ordenó al banco pagarle 450,000 euros por daños.

Kerviel, de 39 años, fue condenado por un tribunal penal en París a tres años de prisión tras haber sido encontrado culpable, en octubre de 2010, de abuso de confianza y fraude por haber comprometido y perdido 4,900 millones de euros en operaciones de derivados de renta variable, sin conocimiento de su empleador. Dicha sentencia fue confirmada por la Corte de Casación en marzo de 2014, confirmando la sentencia de prisión, aunque estimando que el corredor no era responsable de los 4,900 millones de euros.

Con fundamento en la sentencia anterior, Jerome Kerviel presentó una demanda para que se fijara el monto que debe al banco como compensación por las pérdidas. El proceso de apelación de este proceso comenzará la próxima semana ante un tribunal en Versalles.

Durante el proceso laboral, llevado frente a un tribunal con igual número de representantes del sector patronal y del sector obrero, el abogado de Kerviel, David Koubbi, sostuvo que, si bien su representado no ha negado haber realizado transacciones, el banco sabía lo que estaba haciendo, pero “hizo de la vista gorda”.

El tribunal concluyó que el despido fue injustificado porque no medió una “causa real y seria” pues dejaron pasar mucho tiempo entre que conocieron de las actividades del corredor, en 2007, y su despido en febrero de 2008. De acuerdo con el código laboral francés, los patrones tienen dos meses para sancionar las faltas o mala conducta.

Conocida la decisión, el abogado David Koubbi dijo a los medios que la misma “reestablece la justicia y deshace la historia que Société Générale ha presentado desde el principio”.

Mientras tanto, el abogado representante de Société Générale, Arnaud Chalut, calificó la sentencia de “escandalosa” y aseguró que presentarían una apelación por considerar que la decisión es contraria a derecho.

De acuerdo con International Business Times, Jerome Kerviel se entrevistó con el papa Francisco en febrero de 2014, después de lo cual inició un peregrinaje inverso, de Roma hacia París para protestar en contra de “la tiranía de los mercados”. Esto ocurrió antes de que la Corte de Casación confirmara la sentencia penal en su contra.

De acuerdo con el citado medio, Kerviel discutió con el papa sobre la tiranía de los mercados y pidió ayuda divina, “a través del representante de Dios en la tierra”, en su conflicto judicial.

Más información france24.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It