El pasado 20 de abril, una corte local de los Países Bajos concluyó que en el caso de los accionistas de la ex petrolera rusa Yukos en contra de Rusia, el laudo arbitral emitido en julio de 2014 por la Corte Permanente de Arbitraje, con sede en La Haya, Países Bajos, que adjudicó una compensación de 50 mil millones de dólares, es nulo por carecer la corte de arbitraje, jurisdicción en el caso.

Se trata de un importante caso en que la Corte Permanente de Arbitraje condenó a Rusia a pagar 50 mil millones de dólares a los ex accionistas de la extinta petrolera Yukos, lo que equivale a una quinta parte del presupuesto anual del gobierno ruso, siendo la compensación más alta en haber sido otorgada en un proceso de arbitraje.

Yukos fue fundada por el ex magnate Mijail Jodorkovsky y por Platón Lébedev, ambos sentenciados por evasión fiscal a ocho años de prisión. Jodorkovsky, quien siempre sostuvo que su juicio fue producto de una persecución política, salió libre por la extensión de una amnistía concedida por el presidente Vladimir Putin. Detenido Jodorkovsky, se iniciaron procesos en contra de Yukos por evasión fiscal y la empresa se declaró en quiebra en 2006. Tribunales europeos calificaron la quiebra como maniobra del gobierno de Rusia para apropiarse de los bienes de la empresa.

En julio de 2014, en tres procesos arbitrales, los árbitros de la Corte Permanente de Arbitraje resolvieron que la Federación Rusa había maniobrado de tal manera que la venta de Yukos equivale a una expropiación en violación de lo dispuesto en el artículo 13 (1) del tratado en materia de energía, Energy Charter Treaty, y por ello la condenaron a compensar con 50 mil millones de dólares a los accionistas, una cantidad menor a los 100 mil millones reclamados por los solicitantes pues los árbitros encontraron que éstos también incurrieron en algunas responsabilidades de tipo fiscal como el que sus acciones hayan sido transferidas a empresas offshore en Chipre e Isla de Man. La Corte otorgó como plazo a Rusia el 14 de enero de 2015 para empezar a pagar, plazo que fue incumplido.

Tras este laudo, la Federación Rusa, además de empezar a asegurar sus bienes en el extranjero, presentó el caso ante una corte local de La Haya, en la que sus abogados argumentaron que la Corte Permanente de Arbitraje carecía de jurisdicción por haber actuado conforme al Energy Charter Treaty, el cual fue firmado por Rusia, pero no ratificado. Asimismo, alegaban que los accionistas habían adquirido acciones de Yukos ilegalmente al haberlo hecho en los caóticos años que siguieron a la caída del régimen comunista.

La corte local coincidió con el argumento de la Federación Rusa y sentenció que el laudo de la Corte Permanente de Arbitraje es nulo por haber carecido esa instancia de jurisdicción. Se trata de una sentencia que los accionistas de Yukos anunciaron que será apelada.

Conocida esta sentencia, los abogados del despacho White & Case que representaron los intereses de Rusia, encabezados por el abogado David Goldberg, nacido en Rusia pero nacionalizado estadounidense, declararon que anulado el laudo los tribunales de los países donde los accionistas de Yukos iniciaron acciones legales para asegurar bienes quedan sin fundamento para actuar.

Sin embargo, Tim Osborne, representante de los accionistas, dijo que los tribunales donde han iniciado acciones legales para congelar bienes de Rusia, no están obligados a reconocer la sentencia del tribunal local de La Haya y que siguen actuando en función del laudo arbitral.

Dichos procesos fueron iniciados en tribunales de Alemania, Bélgica, Francia, Reino Unido, Países Bajos, India y Estados Unidos, para solicitar la expropiación de activos de las empresas rusas de energía Gazprom y Rosfnet, a las que se adjudicaron bienes de Yukos una vez que quebró y fue vendida. En Francia y Bélgica los tribunales ordenaron como medidas precautorias el congelamiento de cuentas bancarias y bienes por cientos de millones de dólares de estas empresas, las que, pese a tener participación pública, no son cien por ciento estatales.

Si bien podría parecer que el asunto ha terminado para los accionistas de Yukos, el abogado británico Tim Osborne ha asegurado que seguirán litigando hasta que el gobierno de Rusia compense a sus representados por lo que califica de una expropiación.

Más información moscowtimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net