El jueves de esta semana se filtró información que indica que los 15 magistrados de la Corte Suprema de Japón emitirán una disculpa pública hacia los pacientes de la enfermedad de Hansen o lepra, por actos discriminatorios en su contra al haber procesados casos que los involucraban en cortes especiales fuera de los edificios del poder judicial.

Se tratará, sin embargo, de una disculpa que no hará referencia a ningún caso en particular ni dará ocasión para que algunos de estos casos se repongan.

Entre 1948 y 1972 se procesaron 95 casos que involucraban a pacientes con lepra en los sanatorios donde estaban internados por temor al contagio. La Suprema Corte de Japón está facultada para establecer estos tribunales especiales cuando lo considera necesario. Sin embargo, a partir de investigaciones realizadas la Corte encontró que el personal administrativo tomaba la decisión de establecer cortes especiales por razones discriminatorias hacia los enfermos y no por una posibilidad real de contagio, basados en creencias equivocadas respecto de la enfermedad.

La mencionada investigación comenzó en mayo de 2014 a partir de la acción iniciada por pacientes con lepra en la que pedían que se examinara si el establecimiento de estas cortes especiales no era contrario a la Constitución que establece que todos los procesos penales deben ser abiertos.

Para tratar con este tema, el pasado mes de julio la Suprema Corte convocó a un panel de expertos, que incluyó a abogado y a académicos, a fin de escuchar sus puntos de vista.

Para Michiyasu Fujisaki, presidente de la cámara nacional de pacientes de la enfermedad de Hansen, la disculpa de la Suprema Corte “marcará época”, pero “expiró hace mucho tiempo”. Lo anterior porque el gobierno de Japón se disculpó públicamente con estos pacientes por sus actitudes discriminatorias desde el año 2001.

Pese a que la lepra es una enfermedad medianamente contagiosa, los pacientes fueron discriminados y recluidos en sanatorios durante décadas con fundamento en una ley de 1931 que tuvo vigencia hasta 1996.

A principios del pasado mes de marzo, los abogados urgieron a los pacientes de lepra de Japón a presentar demandas en contra del gobierno por ese confinamiento, pues ese derecho prescribió el último día del mes.

En vista de que el internamiento forzado fue encontrado inconstitucional por una corte, el gobierno japonés suele ofrecer compensaciones a quienes presentan sus demandas. Sin embargo, los abogados mencionan que hay quienes no quieren presentar su demanda por temor de que su expediente médico se haga público.

Sobre la planeada disculpa de la Suprema Corte se manifestó el profesor Hirofumi Uchida de la Universidad Kobe Gakuin: “Es lamentable que el máximo tribunal no quiera reponer los procesos en casos individuales”. Para el profesor, si los familiares de estos pacientes o los pacientes mismos requieren la reposición del juicio se debe hacer para permitirles “restaurar su honor”.

Más información japantimes.co.jp

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net