Televisión antigua

Un juzgado de asuntos de menor cuantía de Egipto condenó el lunes de esta semana a una ex presentadora de televisión a un año y seis meses de prisión, más el pago de una multa de US$1,280 aproximadamente, por haber avergonzado en su programa a una víctima de acoso sexual, además de haberle imputado a ella la responsabilidad de lo sucedido.

La presentadora se llama Riham Saeed y era la anfitriona de un controvertido programa de televisión de la televisora privada Al-Nahar llamado Sabaya El-Kheir. Durante una emisión del pasado mes octubre entrevistó a Somaya Tarek, una mujer que fue abofeteada dos veces por un hombre en un centro comercial en El Cairo.

Somaya Tarek explicó que el sujeto se le aproximó y la acosó verbalmente y que cuando ella amenazó con llamar a seguridad, él la abofeteó dos veces, situación que fue captada por las cámaras de seguridad.

Riham Saeed, en lugar de mostrar su solidaridad frente al grave problema que enfrentan las mujeres en Egipto por el incesante acoso sexual de los hombres, la atacó: “¿No piensas que tu ropa era de alguna forma inapropiada para un lugar como el centro comercial? Quizá tu ropa le dio al hombre la impresión de que no eres una ‘buena niña’”.

La agresión no terminó ahí porque unos minutos después, la anfitriona del programa presentó fotos de su entrevistada en traje de baño en la playa, con una botella de licor en un automóvil y otra más que parecía haber sido tomada en la habitación de Somaya Tarek y señaló que no debería sorprenderse por haber sido acosada. “Si acepto ser llevada de esa manera en traje de baño, definitivamente acepto que alguien quiera coquetear conmigo”, dijo Riham Saeed mientras presentaba las imágenes.

La presentadora, hoy condenada por ofender y violar la privacidad de Somaya Tarek, expuso que alguien le había enviado esas fotografías por WhatsApp, pero Tarek sostuvo que el equipo de producción del programa las había robado de su celular mientras era entrevistada.

La deleznable actuación de la presentadora generó muchas críticas y con ello el retiro de publicidad durante su programa, por lo que la televisora decidió sacarlo del aire explicando que estaban investigando el asunto y ofreciendo disculpas a quienes se hubieran sentido ofendidos, reiterando su respeto por todas las mujeres y niñas. Si bien se suponía que el programa saldría del aire una o dos semanas, no volvió a ser transmitido.

El problema del acoso sexual en Egipto es muy grave. En 2013 la ONU reportó que el 99 por ciento de las mujeres egipcias decían haber sido abordadas inapropiadamente de una u otra manera. Por tal motivo, en junio de 2014 se tipificó como delito, por primera vez en el país, el acoso sexual con sanciones de mínimo seis meses de prisión y multas de hasta 3,000 libras egipcias equivalentes a US$419.

Por la existencia de este tipo penal, el hombre que abofeteó a Somaya Tarek fue sujeto a proceso. Al inicio del mismo se generó mucha controversia porque se le permitió seguir su proceso en libertad tras el pago de una fianza de 100 libras egipcias, US$12.45.

Más información africareview.com y egyptianstreets.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net