Edificio de la CPI en La Haya

Con su declaración de no culpabilidad inició este jueves el juicio que ante la Corte Penal Internacional, CPI, se sigue en contra del ex presidente de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo, y uno de sus principales auxiliares, el ex líder del ejército, Charles Ble Goude, indiciados por crímenes contra la humanidad al haber incitado a la violencia tras la pérdida de las elecciones en 2010, lo que llevó a la muerte de unas 3,000 personas.

Laurent Gbagbo, después de haber perdido las elecciones de 2010 se negó a abandonar el poder fomentando violentos enfrentamientos en la población por lo que está acusado de haber cometido crímenes contra la humanidad. Los crímenes que le son imputados en la orden de arresto emitida en su contra son homicidio, violación y otros crímenes de violencia sexual, persecución y otros actos inhumanos delitos cometidos entre el 16 de diciembre de 2010 y el 12 de abril de 2011.

Desde noviembre de 2011, el expresidente Gbagbo ha estado detenido en La Haya, Países Bajos, a la espera del inicio de este proceso.

Previo a la primera audiencia, el abogado de Gbagbo, Emmanuel Altit, declaró que el “juicio es una oportunidad para la reconciliación”, y aseguró que “por esta razón” su representado espera el juicio “con confianza”.

Inicialmente, el ex presidente Gbagbo era representado por el abogado francés Jacques Vergès, apodado como el “abogado del terror” y que en su cartera de clientes estaban nombres como el del venezolano Ilich Ramírez Sánchez, conocido como Carlos el Chacal, y del ex criminal de guerra nazi, Klaus Barbie. Sin embargo, el abogado Vergès falleció en agosto de 2013 en un restaurante en París, Francia, mientras cenaba con su familia.

Por otro lado, un abogado del otro acusado, Charles Ble Goude, declaró que su representado es “un hombre de paz”.

Este proceso es presidido por el juez Cuno Tarfusser, quien al inicio de la primera audiencia de este jueves dijo que no permitirá “que este juicio sea usado como una herramienta política”.

Se espera un proceso largo y complejo pues la fiscalía, a cargo de Fatou Bensouda, pretende presentar 5,300 elementos de prueba que incluyen cientos de videos, así como el testimonio de 138 personas.

La esposa de Laurent Gbagbo, Simone, también ha sido requerida por la CPI por crímenes de guerra. Sin embargo, ella fue sentenciada el año pasado a 20 años de prisión por un tribunal de Costa de Marfil y el gobierno se ha negado a entregarla a la jurisdicción de la CPI.

Para la Corte Penal Internacional este proceso reviste especial importancia pues se trata del primer proceso en contra de un ex presidente. Debemos recordar que el expresidente de Liberia, Charles Taylor, condenado a 50 años de prisión por crímenes como asesinato, tortura, esclavitud sexual, terrorismo y reclutamiento de niños soldado en el conflicto armado en Sierra Leona, no fue procesado por la CPI, sino por el Tribunal Especial para Sierra Leona, habiendo sido esta sentencia la primera emitida por un tribunal internacional en contra de un ex mandatario.

El primer veredicto de la CPI fue en el caso de Thomas Lubanga, acusado de haber reclutado a niños y niñas menores de 15 años para usarlos como soldados en el grupo armado Fuerzas Patrióticas para la Liberación del Congo, FPLC. Thomas Lubanga fue el primer detenido entregado a la jurisdicción de la Corte Penal Internacional que inició funciones en el 2002, habiendo iniciado el juicio en enero de 2009.

Más información africareview.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net