Horca

Mientras el presidente de Irán, Hassan Rouhani, está de gira por Europa buscando estrechar lazos con Occidente, la organización Amnistía Internacional presentó este martes un reporte de 110 páginas en el que señalan que entre 2005 y 2015 se ejecutaron en Irán a por lo menos 73 delincuentes juveniles, esto es, menores de edad, de los cuales por lo menos cuatro se ejecutaron el año pasado.

Para la elaboración de este reporte Amnistía Internacional pudo identificar los nombres y ubicaciones de los 73 ejecutados, aunque señalan que la cifra podría ser más alta, citando una investigación de la ONU de 2014 que establecía que por lo menos 160 menores de edad estaban en riesgo de ser ejecutados.

Los 73 adolescentes identificados por Amnistía Internacional fueron sentenciados principalmente por el delito de homicidio, seguido por violación, tráfico de drogas y ofensas a la seguridad nacional, que incluye el delito de “enemistad contra Dios”.

El grupo hizo notar que desde 2013 Irán ha introducido reformas a su sistema penal al otorgar a los jueces una mayor discrecionalidad para tomar en cuenta la madurez mental de los delincuentes juveniles y en ese sentido imponer sentencias menos severas. Además, la Corte Suprema estableció que se deben reponer los procesos de los delincuentes juveniles sentenciados a pena de muerte. Reformas adicionales presentadas el año pasado establecen que los casos de menores de edad deben ser revisados en tribunales especiales.

Sin embargo, Amnistía Internacional insiste en que debe hacerse más: “Pese a algunas reformas en materia de justicia para adolescentes, Irán continúa rezagado del resto del mundo, manteniendo la vigencia de leyes que permiten que niñas tan jóvenes como los 9 años y niños tan jóvenes como los 15, sean sentenciados a la muerte”.

En 2014, Irán calificó como el segundo lugar con más ejecuciones, después de China. En octubre del año pasado el enviado especial de la ONU en materia Derechos Humanos, Ahmed Shaheed, alertó que las ejecuciones en el país se habían incrementado a una “tasa exponencial” desde el 2005 y que en 2015 podrían haber llegado a 1,000. En su informe estableció que per cápita, Irán ejecuta a más personas que cualquier otro país del mundo, señalando que la mayoría de estas sentencias no cumplen con las leyes internacionales que prohíben la pena de muerte a menores de edad y a delincuentes no violentos.

Sobre este informe de la ONU el director del Consejo de Derechos Humanos de Irán, Mohammad Javad Larijani, declaró que “era un conjunto de acusaciones sin fundamento”. Falta por saberse lo que las autoridades iraníes declararán sobre este nuevo informe de Amnistía Internacional.

Más información timesofisrael.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net